miércoles, 26 de noviembre de 2008

LA NAVIDAD HOY


La Navidad se va acercando a pasos agigantados.
No para el bombardeo de ofertas...Lanzamiento de nuevos juguetes con los que engatusar a nuestros niños. La publicidad se empeña, y en muchas ocasiones lo consigue,en hacerles creer que no serán nadie si no tienen la nueva supermegaconsola o ese muñeco que hace tantas cositas...Escatológicas.
Todo esto no hace más que conducirme a dos caminos distintos y a la vez, complementarios, el pasado y el presente.
El primero trae a mi recuerdo la ilusión con que vivía toda esta época. Deseaba con todas mis fuerzas que llegara la Navidad...Vacaciones en el colegio, visitar a mis abuelos y hacer una carta a los reyes magos donde pedía muy poco, porque siempre había cosas de más...Sobre todo cariño, mucho cariño. Era todo tan poco materialista, pero tan emotivo...
El segundo camino es bastante más triste...Quisiera acostarme esta noche y despertarme el siete de enero. No me convence el cariz que van tomando estas fiestas de un tiempo a esta parte...Consumismo puro y duro. Si a ello le sumamos que en mi casa va faltando cada vez más gente importante, creo que se comprenderán mis sentimientos. Es cierto que me quedan mis niñas, pero por desgracia, no las tendré conmigo todas las vacaciones...
Hoy deberíamos apostar por un mundo más solidario, y no solo en estas fiestas que la publicidad se encarga de adelantar... Es el futuro que debemos dejarles en herencia a nuestros niños. Menos consumo y más amor.

Ana

Safe Creative #0908274278012

11 comentarios:

Ayla dijo...

Siempre me ha gustado la Navidad. Disfruto haciendo cosillas para mi gente. Porque soy de las que piensa que es más importante un regalo que hayas hecho (por muy pequeño que sea), el tiempo que has empleado, la ilusión que has puesto, el que sea personalizado.. que la facilidad de gastarte un montón de dinero en algo que todo el mundo puede conseguir.Desde que nació mi niño la ilusión creció, porque recordaba mi visión de la infancia.Él está concienciado con que solo puede pedir una cosita, y no protesta, es un cielo. Juntos montamos el árbol, decoramos la casa... pero también me siento condicionada por otros factores de los que me gustaría escaparme sin dañar a nadie. Es muy complicado.
Estoy de acuerdo contigo en que se han perdido muchos valores y el sentido de la Navidad. Nos hacemos mayores y eso significa que empezamos a entrar en el instante donde la vida deja de darnos cosas para empezar a quitárnoslas. Estas fiestas también van a ser duras en casa: me falta gente, que no va a volver, y cuya silla en la mesa estará permanentemente vacía.
Gracias por el ofrecimiento del premio. Un besito.

Jinete Pálido dijo...

Cuandon te falta gente importante, ninguna navidad vuelve a ser la misma, pero te debes a tus pequeñas, aunque no las vayas a tener todas las fiestas.

Y sí, más amor y menos consumismo...

Saluditos.

Esther dijo...

Tienes mucha razón la navidad está degenerando,a mi ahora me llama menos que antes y encima con la crisis que si consiste en consumir tampoco puedes..Hay que buscar los verdaderos valores simplemente reunirse con la familia y no estar mirando a ver quien pone más marisco en la mesa sino a ver quien regala más sonrisas..

besitos

Cristina dijo...

Bueno, me has quitado el pensamiento, ayer vi el primer anuncio de Suchard y pensé: ¡vaya, puntuales, a falta de un mes empezamos con la incitación al compreteo...! y con ello me vinieron un montón de ideas a la cabeza en la misma línea de las tuyas.
En mi caso, me crié en un entorno rural donde los grandes escaparates no existían, como mucho la tienda de ultramarinos de la plaza que la vestían un poco más de lo normal con luces, cintas brillantes, alguna bola, cajas de polvorones a granel, algún que otro turrón (sin mucha variedad) y juguetes que colgaban por las paredes llamando la atención de los niños y llevando nuestra ilusión a soñar con uno, pero sólo uno de los que la señora Martina tenía expuestos. En casa, un arbolito decorado humildemente, sin regalos más allá del que me tocaba a mí en Reyes por ser pequeña y de comilonas poco, el día de nochebuena un extra de pollo asado, langostinos y algún vino que se salía un poco del litrillo corriente, eso sí mucho dulce para acompañar los ratos de reunión familiar, dulce de bandeja y de corazón que era el que más que gustaba. Y así sigo, porque en lo que te educan es en lo que crees toda la vida y toda esta parafernalia me sigue sobrando, siempre veo ese hiperconsumismo, ese regalismo y ese excesismo en manjares como algo ajeno que viven otros, no yo, y mi familia tampoco, nosotros seguimos con nuestro caminar sencillito, que es lo mejor.
En cuanto al significado de la Navidad y a echar de menos a personas, es difícil escaparse del pellizco emocional que nos han metido en vena, pero yo intento no dejarme arrastrar por la artificialidad de estos inventos de “los días señalados” que te fuerzan a sentir tristezas que a veces ni siquiera te saldrían por si solas. Párate a pensar, racionaliza, analiza y verás como no son más que otros días más. Si después sientes nostalgia auténtica, siéntela, pero si no, no la fuerces, réstale importancia, piensa que somos carne de una sociedad construida de forma postiza, nada de esto es natural por sí mismo.
En todo caso, no estamos solos porque nos estaremos acompañando.

Madre mía, lo que me he enrollado!, sorry, Ana.

Un besito con amor.

Ana dijo...

Gracias de todo corazón...Evidentemente, no solo echo de menos a los míos en estas fiestas...Pero ahora se nota más su ausencia.
Y si, es cierto, nos estaremos acompañando.
Muchos besos.

MAR DE LUNA dijo...

Me da miedo ver lo rápido que ha pasado este año!
Pufff la Navidad...antes me encantaba, me emocionaba muchisimo pensar que estaba al caer. Pero de unos años para acá me pone triste y no por nada en concreto, por suerte toda la gente que amo sigue a mi lado pero no sé pq me entra una melancolia impresionante.
Un besazo!

Lucía dijo...

Me gusta la Navidad, pero tengo mis matices.
Han sido de siempre unas fiestas que en casa se han disfrutado mucho, ahora existen sillas vacías en la mesa, que no en el corazón.
Eso hace que no sean las mismas.
No quiero dejar de disfrutarlas y con el sentido que yo les veo.
No me gusta el consumismo, ni ese cariño falso que se respira. Todo el mundo se siente obligado a mostrar buenos sentimientos, decirte cuanto te quiere...bla, bla, bla. ¿Y el resto del año? ¿dónde estás cuando te necesito?. Esto no lo soporto.
Así que completamente de acuerdo contigo en que se han perdido muchos valores, confío que se vayan recuperando.
Falta mucho aunque por algunas ciudades ya veamos los preparativos por las calles. Disfruta de tus niñas el tiempo que las tengas. Por aquí andaremos dándonos cariño!!
Menos consumismo y más amor cierto Ana.
Muchos besos

Oscar García dijo...

Quizás el hecho de recordar cuando éramos pequeños y vivíamos las navidades con enorme ilusión, es lo que nos hace estar aún más tristes al saber que ya nada es igual, y que nos faltan algunas de las personas que contribuyeron en ese momento a hacerlas más felices.
Saludos

La chica de ayer dijo...

Yo adoro las luces, la música y el ambiente de la Navidad... y odio las reuniones familiares, comidas de trabajo, etc.

loose dijo...

A mí personalmente me encanta la navidad, el ambiente, las luces,...todo. Pero cierto es que esa armonía que se respira por estas fechas podía existir el resto del año. Para qué esperar a la navidad para desearnos lo mejor, para recordar. Es un mes más, simplemente que todo se magnifica mucho más.

De cualquier forma siempre son unas fechas con un ángel especial.

Besitos.

El Ente dijo...

me gusta el ambiente que la rodea y el espiritiu que la envuelve, pero realmente no celebramos la navidad como el nacimiento de Jesús, celebramos la Saturnalias, antiguas fiestas paganas de Roma...es largo de contar pero detras de todo este montaje estuvo el emperador Constantino. Por eso os digo que en realidad quien hace que ese espiritu navideño funcione somos nosotros, y nadie más, con lo cual podemos tener este espiritu todo el año.

MUCHOS BESOS.

PD: ODIO LA NAVIDAD CONSUMISTA.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails