jueves, 30 de abril de 2009

DESENCANTO



Raquel nunca creyó en las coincidencias, ni en la casualidad.
Siempre había pensado que las cosas pasan por que tienen que pasar. De hecho, siempre se decía a si misma que si algo ocurre es por algo.
El día que Víctor la besó creyó tocar el cielo con la punta de los dedos.
Después de mucho tiempo viviendo una vida dominada por el color gris, el horizonte se perfilaba de color verde esperanza.
Pero las cosas nunca son como uno quiere que sean y después de algún tiempo se dio cuenta de que esas esperanzas habían sido vanas.
Un torrente de gotas saladas salieron de sus ojos...No podía ser. Otra vez sufriendo por aquello que tantas veces se negó.
Había cerrado las puertas y ventanas de su alma para que nada ni nadie pudiera hacerle daño. Pero el dolor llegó...
De nuevo las múltiples aristas de la palabra que tantas veces escuchó en boca de otros y que nunca consiguió paladear, amor, venían a rasgar lo poco que quedaba de aquel maltrecho corazón.
Apenas un segundo efímero, que fue lo que duró aquel beso, deseado por tanto tiempo, y cuyo recuerdo se desvanecía poco a poco.
Ese beso que ella esperaba fuese una promesa de un mañana mejor.
Lágrimas de nuevo en sus ojos tomando el camino del mar, para fundirse con su sal, para morir con el oleaje que se había desencadenado en su vida...
Y encaminó sus pasos hacia la playa.
Quiso fundirse con el mar, mezclarse con su sal, para curar sus heridas.
Él era el único amigo que escuchaba sus lamentos. Y hoy necesitaba su fuerza...
Introdujo lentamente sus pies en esa orilla que otros días pisó esperanzada. Y sintió frío.
Y esa sensación le hizo darse cuenta que era de noche. La luna con sus reflejos plateados comenzaba a hacerse dueña de ese mar. Y su plata le dio la fuerza que buscaba. Ya no lloraría más...

Ana

45 comentarios:

RAMPY dijo...

Hola, Ana, bonita manera de empezar el día, leyendo tu relato. Me ha encantado. Te mando un rampybeso
Rampy

Sensaciones dijo...

ainss... si llega el desencanto... malo!!!, pero mi niña qué precioso relato, aunque tristón te digo que me encanta y que nunca esperes promesas y si quieres besarlo, bésalo!!! yaaaaaaaa
Un besoooo grande, amiga.

Silvia dijo...

¡Cuántas veces me he dicho a mi misma el primer párrafo de tu escrito! Incluso lo puse en el perfil del blog... también lo quité un día, de esos en que te lo dejas de creer...

Sin lágrimas preciosa...sólo para desahogarse un rato... y para delante.

Besicos enormes.

Ana dijo...

Rampy...Muchas gracias:D
Sensaciones...Es un relato...
Silvia...A veces se deja de creer.
Muchos besos.

Anabel Botella dijo...

Muy bien eso de ella ya no no lloraría más. Algún día te acordarás de estos momentos y sonreirás con ganas. Mientras tanto disfruta de este día.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Menda dijo...

Vaya..........en ocasiones pienso que tienes una camarita y 'ves' la vida de otras personas.......
Real como la vida misma.

hargos dijo...

nunca se debe dejar de creer eso siempre es lo ultimo , el amor siempre esmas fuerte ,que la distancia , incluso mas fuerte que el olvido, un besazo preciosa

Adolfo Payés dijo...

El desencanto lo difícil si se presenta. se termino todo..

me has dejado pensando en ello

saludos fraternos
un abrazo inmenso

besos

Ana dijo...

Anabel...Es que no hay que llorar, hay que sonreír.
Menda...Es una historia real con toques de ficción.
Hargos...Es cierto, el amor es más fuerte, tanto, que a veces duele.
Adolfo...Pero puede volver en otras cosas, en otras personas.
Muchos besos.

Juan dijo...

Bueno Ana me quedo con tres frases "no existen las casualidades ni las coincidencias", "las cosas pasan porque tienen que pasar" y por ultimo "las cosas nunca son como uno quiere que sea". Real como la vida misma. Un besazo y disfruta en tus playas.

Ana dijo...

Juan...¿A que si?
Muchos besos.

AloneLuin dijo...

Triste desenlace.
Flores echaron al mar.
No fue cierto.
Flores rojas en el mar.
Que estés muerta.


Salu2

Ana dijo...

AloneLouin...No muere...Renace de entre las olas y no volverá a llorar.
Muchos besos.

ana dijo...

Precioso relato niña, y que se acaben las lagrimas que ya hay mares y oceános llenos de ellas.

Anaaaa me encantó, y ese final con la luna y en el mar, de las más hermosas imagenes que se puede contemplar.

Un besito muy fuerteeee.

loose dijo...

Qué será lo que tiene la luna.....

Igualito que al mojarse los pies en la mar sintió frío y reaccionó, el desencanto también es una manera de despertar a la realidad de percepciones ilusorias que a veces rozan el alma, aún sabiendo que son nuestros propios fantasmas...

Besitos.

añil dijo...

Hay momentos para todo, hasta para decidir un final.

Un beso.

Ana dijo...

Ana...La luna dando su fuerza y el mar dando cordura.
Loose...De un desencanto a veces, salen las mejores cosas...
Añil...El final a veces es un hasta luego...
Muchos besos.

Pharpe dijo...

Me ha gustado el relato, lamentablemente mucha gente se siente así al terminar una historia de amora especial.

Un saludo ;)

Ana dijo...

Pharpe...Es la vida...
Muchos besos.

Reina dijo...

Siempre, siempre, siempre las cosas ocurren por algo; nunca puedes esconderte de tus propios sentimientos. A veces, lo que ocurre y te parece lo peor, el tiempo te hace ver que era lo mejor...

Besitos, preciosa; feliz finde!!!!

Ana dijo...

Reina...Es ese tiempo el que da y quita razones, juez y a la vez testigo...
Muchos besos.

Jinete Pálido dijo...

Tu relato se parece a una canción llamada "Alfonsina y el mar" tristemente dicen que es una historia verídica.
Aunque sea triste vale la pena escuchar aquella canción y ha valido la pena leer tu relato también.
Saluditos.

Ana dijo...

Jinete Pálido...Triste historia la de Alfonsina Storni.Se suicidó en la playa...
Muchos besos.

AloneLuin dijo...

Lo siento, pensé que se metía en el mar para morir, pero era para limpiar sus impurezas, y resurgir como el AveFenix.
Que alegría me das.

Salu2

Ana dijo...

AloneLouin...El mensaje es que a pesar de los desencantos la vida sigue y hay que tener esperanza.
Muchos besos.

Arantza G. dijo...

El desencanto; traidor de ilusiones en el abanico de deseos...Cruel, muy cruel...pero tiene el mar, que la acaricia y la reconforta.
Un beso cielo

Ana dijo...

Arantza...Ese mar que es compañero fiel de aquel que sufre...
Muchos besos.

La chica de ayer dijo...

ESo quiero yo: no llorar más por quien no lo merece!!!!!

alma máter dijo...

Precioso relato Ana!!! y que las lágrimas dejen de fluir...

Un besote fuerte y disfrta del largo fin de semana!!!

Lucía dijo...

Qué mal compañero en la vida el desencanto, ese que mata ilusiones, sueños...
Pero existe un mar cercano donde lavar y dejar las lágrimas y un resurgir siempre.
Bonito relato, mi niña. Hoy lo hago un poco mío...será el tiempo.
Muchos besos.

Arwen dijo...

Precioso relato Ana...hay que dejar pasar el dolor por ese amor que se va...pero tenemos mucho amor en nuestras vidas para recomponernos y volver a soñar en esa playa quizas llegue otra alma que sera nuestra compañera...besitos

Las PacaS dijo...

ay desencanto, desencanto, cuantos llevamos a nuestras espaldas y lo peor ¡cuantos nos quedan por pasar¡ ¡ que vacio sientes¡ Me ha encantado tus palabras ¡como siempre¡
Ana, con la luz que tienes en Málaga , dejate contagiar. Un besazo.

Nunca Muere dijo...

En verdad que todos quisieramos ser el ave conquistadora, sin que nos hirieran y detrozaran nuestro vuelo.
No tengo más palabras para decirte, simplemente majestuoso mi querida amiga.

Lourdes dijo...

Pos eso, que no llore más la muchacha, que es mejor que sonría siempre, eh?

Besos, Ana.

Ana dijo...

Chica de ayer...Ahora solo debes sonreír...
Alma Máter...Que solo fluya la alegría.
Lucía...Si quieres hablar, ya sabes donde estoy.
Arwen...Soñar con otras playas...
Carmen y Marga...Hoy es un relato...Y la verdad es que Málaga tiene una luz especial.
Nunca muere...Gracias:D
Lourdes...Siempre sonreír, al mal tiempo buena cara.
Muchos besos.

Jesus Dominguez dijo...

Un relato muy lindo, contado muy despacio.

un saludo

Jesús Domínguez

mimbre dijo...

Hola Ana…
Comprendo que Raquel se sienta
defraudada pero el amor como todo en esta
vida es aprendizaje, tal vez esa
semilla de amor era vana, y no creció como tal
Más no debe cerrarse al amor, nosotros
estamos en esta vida para amar y ser amados.
Siempre tiene que estar todo pintado de verde esperanza
Alfonsina Storni, no soporto a la sociedad hipócrita
de su época que no comprendió a una madre soltera
y jamás conoció el verdadero amor.
Una terrible enfermedad en sus pechos, apuro su desición
Una madrugada se interno en la playa, de Mar del Plata
poniendo fin a sus días.
Un abrazo
Osvaldo

Dean dijo...

La casualidad no existe, ni la suerte. Todo obedece a una razón específica igual que un tremendo desencanto.

Ana dijo...

Jesús...Gracias por tus palabras.
Osvaldo...Triste historia la de Alfonsina...
Dean...Es cierto...
Muchos besos.

Calvarian dijo...

Pues mira...no me enter´´e de que vino a la playa. Allí estaba yo...Sería porque era de noche.
Por mucho que se cierre el corazón siempre vien alguien, te lo abre...y te lo jode!!! otra vez upsss Estaba pensando en alto. jiji
Besix. Bonito relato

Ana dijo...

Calvarian...Yo también pienso en alto como tu...
Muchos besos.

VIVIR dijo...

El desencanto también es relajante...

Del desencanto salierón grandes cantes... y... grandes personas...

El desencanto (para mi al menos) es una gran UNIVERSIDAD... ¡joder! cuanto aprendo....

¿Y después... del desencanto?... que bueno es lo que viene después... ¡como se celebra... la vuelta al "gran momento"...!!!

Un beso Ana

Ana dijo...

Tito Juan...Llevas mucha razón, y después del desencanto, volverá el encanto.
Muchos besos.

Marinel dijo...

Sabía que harías algo precioso,sensible,que leegaría al corazón.
El encanto del desencanto,llamaría yo a este relato tierno,sí señora.
Me ha encantado.
Muchos besos.

Ana dijo...

Marinel...Viniendo estas palabras de ti, que eres una maestra, no puedo más que sentirme halagada. Gracias.
Muchos besos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails