lunes, 25 de mayo de 2009

CARRETERAS SECUNDARIAS




Nuestra vida va transcurriendo por carreteras secundarias.
Llenas de curvas, con mala iluminación, llenas de peligros y a la vez llenas de aburrimiento, con la sensación que da el transitar por un camino más que conocido.
Acostumbrados a viajar por ellas, vamos atentos a todas las señales que vamos viendo.
Ponemos los cinco sentidos para que nada nos haga perder de vista ese camino que se presenta ante nuestros ojos, porque el aburrimiento nos puede hacer cerrarlos, dormirnos y tener un accidente...
Y un día, sin darnos cuenta, esa carretera secundaria a la que estamos bien acostumbrados nos lleva a la entrada de una autopista, y nos entra un miedo atroz ante lo desconocido.
A pesar de que esa autopista nos llevará, seguramente, por un sendero mejor, sin complicaciones, nos entra el agobio por lo que desconocemos, por no saber que habrá al final del camino. Y nos aferramos con fuerza al volante para no despegarnos de un sendero que con el paso del tiempo se ha hecho aburrido, carente de emoción y de vida.
Y puede que decidamos no desviarnos, seguir por ese camino conocido y no aventurarnos por lugares nuevos.
A riesgo de perder la vida en una de esas carreteras secundarias...
Desperdiciando un tiempo precioso por no querer cambiar...
Porque, no nos engañemos, no siempre lo conocido es lo mejor. A veces hay que asumir el riesgo de cambiar la realidad. Y puede que la vida nos sorprenda a la vuelta de la esquina...Es por eso que prefiero adentrarme por un camino desconocido, con el riesgo que conlleva, a perder la vida por quedarme en una carretera conocida.
Por eso, yo hace tiempo que decidí dejar de lado esas carreteras secundarias...

Ana

54 comentarios:

Silvia dijo...

En las carreteras con curvas... siempre hay sorpresas detrás de ellas... lo malo es que hay sorpresas para todos los gustos. Pero así uno siempre está atento a la carretera de la vida.

Besicos guapa..y ¡buenos días!

Ana dijo...

Silvia...Pero a veces la sorpresa es agradable, y no la queremos ver...
Muchos besos.

Juan dijo...

Claro eso lo dices porque como tienes un tanque de coche aunque vayas por carreteras secundarias o autopistas vas a ir muy comoda, jajaja. Un bso.

Ana dijo...

Juan...Ja,ja,ja...Eso, eso, un tanque acorazado..Por es no veo el peligro...Y si, muy cómoda...Jajaja.
Muchos besos.

Esteban dijo...

Pues si hay que conocer nuevos sitios y gente nueva también y no solo estancarnos en lo conocido, un beso

Menda dijo...

Cuanta razón llevas en que nos entra el pánico en pillar autopistas......

hargos dijo...

siempre en lo desconocido ,esta lo atrayente,la emocion de vivir algo nuevo, me gusto tu entrada, pues es algo que suele pasarnos a la mayoria , un besito preciosa

Manolo Jiménez dijo...

La vida es decidir siempre. Si vas por un lado no vas por otro, y siempre piensas ¿qué habría en el otro camino?

Lo mejor disfrutar por el que andamos, secundaria o autopista ¿qué más da?

Abrazos.

Nerina Thomas dijo...

Los cambios implican riesgos amiga.
Es fácil quedarse quietos.
Atrevete, vive!!!
Bello escrito. besos

Reina dijo...

Ana, siempre me gustó lo desconocido, salir de la senda marcada y encontar mi propio camino; no tengo miedo, sin embargo puedo pasarme la vida entera buscándolo... Creo que vale la pena.

POr cierto,¡¡¡felicidades por tus premios!!!

Un besazo, preciosa

alma máter dijo...

El dicho “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” yo prefiero arriesgarme y preferir comprobar cómo es eso que puedo “conocer”, aunque luego me arrepienta.

Un beso fuerte y feliz lunes!!

Anabel Botella dijo...

Mi profesora de yoga dice que nos complicamos la vida innecesariamente, que debemos buascar los caminos sencillos, porque la vida ya se encargará de ponernos obstáculos.
Me alegro que hayas decidido ir por carreteras más cómodas. Esa es una buena filosofía de vida.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Alijodos dijo...

Yo prefiero los caminos secundarios su paisaje me parecen mas interesantes....las autopistas me aburren aunque sean mas seguras...un beso ana...

Ana dijo...

Esteban...Totalmente de acuerdo...:)
Menda...Yo ya no tengo miedo...Lo dejé en la cuneta de una de esas carreteras secundarias...
Hargos...Y que sería de la vida sin emoción?
Manolo...Disfrutar es lo importante, pero sin aferrarse a nada por miedo.
Nerina...Y yo estoy dispuesta a vivir el riesgo, hace tiempo que lo decidí...
Reina...Y lo importante es vivir sin miedo. Por lo menos se vive.
Alma Máter...Y yo...Porque después puedo arrepentirme o no...Pero por lo menos lo he vivido.
Anabel...Creo que si, que la vida se complica sola.
Alijodos...Pero si siempre vas por el mismo camino puede que se haga aburrido...Y puede que la autopista te lleve a otra carretera secundaria con más encanto...:)
Muchos besos.

Calvarian dijo...

Sabias palabras. Probablemente tengas razón. LO que pasa es que las pocas veces que he tomado la entrada de la autopista me he estampado contra un muro. Y no reparo el coche con facilidad...
Besix

ana dijo...

Buenos dias mi niñaaaaaa.

Primero felicidades por los premios. Te mereces esos y más.

En cuanto a la entrada de ayer, es que es verdad, a veces, si no te dejan en paz, qué dificil olvidar.

Pero vamos a las carreteras secundarias. Qué razón tienes, a veces nos cuesta tanto cambiar de carretera, viajar por una desconocida que puede que nos lleve mejor, pero hasta que tomamos la decisión que difícil es salir de lo que ya conocemos.

Ana dijo...

Calvarian...Puede que un día de estos al adentrarte en la autopista no encuentres un muro, y no tengas que reparar el coche...No todas las autopistas son iguales...
Muchos besos.

Ana dijo...

Ana...Pero a veces hay que ser decidido...Porque no siempre vamos a tener cerca la entrada a la autopista...Es como los trenes, no siempre van a estar esperándonos en la estación...
Muchos besos.

AloneLuin dijo...

Pues a mi me gusta malgastar mi vida en carreteras secundarias, porque a fin de cuentas considero más esencial el camino que el destino.

Sslu2

Ana dijo...

AloneLouin...Yo no creo que malgastes la vida, solo eliges como quieres vivirla.
Muchos besos.

$. M. K. dijo...

Yo voy en bici porque es más ecologico y contamina menos, y me adentro por senderos ignotos y claro se me pincha la rueda y me toca volver a casa con la bici a cuestas. Pero los paisajes que he visto no me los quita nadie. =P

Un Saludo!

Ana dijo...

$.M.K...Pues haces muy bien...No hay nada mejor que disfrutar de los paisajes.
Muchos besos.

Adolfo Payés dijo...

La vida misma es una carretera por recorrer...

saludos fraternos
con el cariño de siempre
besos muchos

Ana dijo...

Adolfo...Es cierto, la vida es un camino que hay que recorrer...
Muchos besos.

Arantza G. dijo...

Por la autopista te pierdes la esencia del viaje pero ganas en comodidad y chica, prefiero quitarme curvas en esta vida que ya de por si es difícil.
Besitos.

Ana dijo...

Arantza...Es cierto, aunque hay autopistas con buenas vistas, y el camino, desde luego es más cómodo...Y eso es lo que yo busco...
Muchos besos.

Mar dijo...

Muy buena entrada, Ana: Miedo a cambiar de camino, por temor a lo desconocido.

Hay que arriesgarse siempre, ¿verdad?.

Besos.

Ana dijo...

Mar...Arriesgarse siempre, aunque nos equivoquemos, pero nunca podremos decir que no hemos vivido.
Muchos besos.

Lourdes dijo...

A veces, adentrándonos en lo desconocido, conocemos otras cosas que sí que valen la pena, eh?
No todo va a ser malo.

Besos, Ana!

Ana dijo...

Lourdes...Eso, eso, conocer otros paisajes que merezcan la pena...:D
Muchos besos.

Noah dijo...

Ana, la vida como tú dices está llena de caminos y encrucijadas y nosotros vamos eligiendo por donde queremos seguir, pero lo que no podemos jamás es no elegir un camino por miedo. Debemos ser valientes y disfrutar de la emoción de la autopista.

Un cálido abrazo de Noah, cielo.

Ana dijo...

Noah...Una vida sin riesgo ni emoción es muy, muy aburrida...
Muchos besos.

salvadorpliego dijo...

Muy motivante este escrito… Precioso para empezar un buen de semana. Un fuerte abrazo para ti.

Marinel dijo...

La vida no es otra cosa que miles de caminos...algunos convergen,otros se alejan sustancialmente.
Nosotros escogemos dependiendo de las ganas que tengamos de aventurarnos.
Tú has decidido no quedarte atrapada en los mismos de siempre y tomar nuevos, y me parece una estupenda idea.
Vivir arreglo a uno mismo,es vital para ser feliz o intentar serlo.
Muchos besos.

Marien dijo...

Vuelvo a pasear por tu playa, y me encuentro que también hay carreteras y autopistas, inevitables en la vida, pero pese al miedo a lo desconocido siempre será mejor intentarlo que morirse en una carretera que por conocerla demasiado no estimula tus sentidos.
Un abrazo conduciendo por la autopista.

Ana dijo...

Salvadorpliego...Gracias por tus palabras.
Marinel...La vida es eterno movimiento y consiste en intentar ser feliz.
Muchos besos.

Ana dijo...

Marien...En esta playa ha arena, sol, caminos y hasta a veces trenes. También hay experiencias vividas, sueños y cosas que me cuentan. Y si, de vez en cuando, es necesario un cambio aunque nos provoque vértigo.
Muchos besos.

DIAVOLO dijo...

A veces la sorpresa es agradable, otras veces puede ser muy dolorosa... cada uno puede elegir si quiere arriesgar. Yo todavía creo que me gusta el riesgo.

Besos.

Ana dijo...

Diavolo...Si, pero a pesar de todo yo también prefiero el riesgo...
Muchos besos.

Alatriste dijo...

Maravillosa metáfora de lo que es la vida. Yo también abandoné las carreteras secundarias. Prefiero transitar por caminos despejados. Así que eso te deseo, una enorme autopista donde puedas ser feliz conduciendo, sin peligros y sin miedos. Je, je, je. Un besazo, Ana y gracias por todo. Hasta pronto.

Ana dijo...

Alatriste...Ay, mi Capitán...Sabes que te deseo lo mismo. Ojalá pronto me cuentes que has encontrado lo que buscabas en algún tramo de esa autopista.
Muchos besos.

Lucía dijo...

Casi siempre transito por carreteras secundarias, eso del miedo a las autopistas...
Una meta es meterme de lleno en ellas, que de los miedosos no se ha escrito ná.
¿Entramos?
Muchos besos, guapa.

PD: me habrás visto tropecientas veces hoy por aquí, pero chiquilla cuando tengo escrito, me dice que : nones. Ale dedos cruzados...va;)))

Ana dijo...

Lucía...Venga...Que yo te acompaño...:)
Muchos besos.

Dean dijo...

Me gusta conducir por carreteras secundarias (y terciarias)las autopistas me aburren sobremanera; tanto de manera textual como de forma figurada, la vida es así.
Buena entrada.
Un saludo.

Noa dijo...

Quien no se arriesga en la vida nada gana, pero no hay que olvidarse de que como dice Anabel no hace falta lanzarte a la autopista ya que en las carreteras secundarias hay baches, curvas peligrosas, animales que se cruzan por tu camino, vamos miles de sorpresas inesperadas que pueden crear ese cambio que esperabas. Aunque yo creo me lanzaría a la autopista y si no me gusta vuelvo a tomar la salida que me devuelva a las secundarias.

Saludos, me ha gustado, me has hecho reflexionar... ¿Arriesgarse o no?...¡¡esa es la cuestión!!

Ciao

Ana dijo...

Dean...Yo hoy hablaba de no tener miedo a los cambios...
Noa...Siempre se puede volver a las secundarias...
Muchos besos.

HADALUNA dijo...

Ana, autopista o autovia...pero siempre carretera ancha y de único sentido para no tener tentación de dar la vuelta a medio camino.....tú ya sabes.

Besitos.

Ana dijo...

Hadaluna...Que no, que no doy la vuelta...Jajaja
Muchos besos.

adolfo payés dijo...

Un gusto.. visitarte siempre

Esta vez para decirte que tienes un premio en mi blog siguiente

http://aapayes.blogspot.com/

puedes pasar por el si lo deseas..

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo

Ana dijo...

Adolfo...Gracias...
Muchos besos.

carmen dijo...

Las curvas para quien las quiera yo terrenito recto,que ya bastantes nos tiene la vida reservadas y hay que ir tomandolas.

Un besito con cariño.

victorysilcana dijo...

Ana, las carreteras secundarias tienen marcado sus límites de velocidad , las autopistas también, la velocidad la elegimos nosotros ¿no? pues entonces yendo con precaución ¿qué más da por donde vayamos?. Si el caso es llegar.
Me ha gustado "conducir" en tu compañía.
Saluditos.

Pharpe dijo...

Si cogemos la autopista nunca sabemos a donde vamos a llegar, pero siempre descubriremos algo nuevo y que al final muchas veces se acaba convirtiendo en algo divertido.

Un beso ;)

Yaiza dijo...

Bufff, cuanto retraso cielo, me estoy leyendo todos tus post.
Veo que el miedo es libre y es verdad que nos aferramos a lo conocido por ello.
A veces hay que dar el paso y adentrarse de lleno para ver que nos depara el camino.

Un beso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails