lunes, 6 de julio de 2009

MIL OCÉANOS




No...No puede ser...
Lía no podía dar crédito a lo que veían sus ojos...
Lo último que recordaba era haberse quedado dormida en la arena de aquella playa del Atlántico. Había emprendido un viaje para alejarse de todo aquello que le hacía daño.
Hubo una época de su vida en la que todo iba bien...Tan bien que ella misma se asustó. Y en ese justo momento todo comenzó a tambalearse, todo comenzó a derrumbarse sin remedio.
Y entonces su única opción fue la huida.
Decidió dejar de lado todo lo que hasta entonces había sido su vida. Se alejó de su mar Mediterráneo y de la calidez de sus aguas. Y se fue el día que descubrió que el no volvería.
Comenzó un camino para atravesar todos los océanos, todos los mares, con la esperanza de que en algún momento, en algún lugar, lo pudiera volver a encontrar.
En ese periplo le tocó enfrentarse a días sin sol y a noches sin luna, al frío del invierno y al ardor del verano. Nada podía pararla, de hecho era un viaje sin retorno, no podría regresar, porque su hogar estaba donde estuviera él.
Lía llevaba como único equipaje una foto antigua de Paul. Por si pasaba mucho tiempo hasta que lo volviera a encontrar...Aunque era imposible que lo olvidara, porque su recuerdo se encontraba incrustado en su piel, grabado en sus sentidos.
Y es así como un día Lía comenzó un viaje a través de calles vacías, buscando cada mar y cada océano, donde cada hombre que se cruzaba en su camino era Paul...
Soñando con encontrar un lugar donde poder descansar después de pasar tanto frío...Un lugar donde estuviera Paul. Y ya no importaría como fuera ese lugar, ni donde se encontrara. Por fin volverían a reunirse.
Y con esos pensamientos sobrevolando por su mente siguió caminando un día tras otro, sin desfallecer.
Un día, después de recorrer mil océanos, de surcar mil mares, Lía llegó a una playa del Atlántico, y como caía la noche, allí se durmió...Playa de arena blanca y aguas azul hielo. Al amanecer, se acercó a la orilla y sintió el frío del océano en sus pies.
Una ráfaga de aire erizó su piel. Una sensación de inquietud recorrió su cuerpo...
A lo lejos vio una figura recostada al lado de una roca. Junto a ella, restos de un barco que había naufragado.
Lía echo a correr hacia ese cuerpo desmayado...
-No...No puede ser...Es Paul...
Lía lloraba y reía a la vez.
-Paul, Paul...
Paul abrió los ojos y no daba crédito a lo que veía...
-Lía...Nunca pensé que te volvería a ver...
-He recorrido mil océanos por ti...Y por fin te encuentro.
-¿Y qué habrías hecho si no me hubieras encontrado?
-No lo dudes...Te habría seguido buscando durante toda mi vida, durante mil años, habría recorrido mil mares más, mil océanos son pocos...Porque tu recuerdo vive en mi. Solo quiero saber porqué te fuiste...
-Lía...Necesitaba demostrarte quien soy, que soy capaz de cuidarte...Y sin embargo, eres tú la que me has demostrado quien eres.
-Pensé que cuando te fuiste el mundo se hundía...Y tuve que salir y caminar por mil mares, con tu foto en mis bolsillos.
Unas gotas de agua de mar salpicaron la cara de Lía y le hicieron abrir los ojos. Solo acertó a ver un fuerte oleaje en ese océano que parecía no tener fin.
Con desilusión comprobó que todo había sido un sueño, y comprendió que aún quedaban muchos océanos, muchos mares, para buscar a Paul...Seguiría caminando mientras le quedaran fuerzas, no pensaba rendirse...Porque en algún momento, en algún lugar, sus caminos convergerían, de eso si que estaba segura...

Ana

Safe Creative #0908274281579

La música, Mil océanos, de Tokio Hotel, en mi blog de música.

34 comentarios:

Juan dijo...

Me gustan este tipo de relatos, te salen muy bien. La cancion, jaja,al final eres super fan como tus hijas ya veras. Yo el mio esta escuchando siempre maxima fm y me ha convertido tambien. Un besazo y a ver que tal el calor esta semana.

Ana dijo...

Juan...Gracias...Me alegra que te haya gustado. La canción me encanta, tiene una letra preciosa, y si, no lo voy a negar, yo también escucho la música que escuchan mis marquesitas...Y me gusta. Lo del calor, espero que se suavice...Ayer llegamosa los 40º...
Muchos besos.

© Reina dijo...

Ana, eso es constancia, seguir y seguir...; uff!!, admiro a las personas constantes, siempre consiguen lo quse proponen.

Precioso.

Post.- me encanta tokio hotel

Un besito y feliz lunes

:) Reina

Menda dijo...

Me encanta la canción. La del post, que de fondo tienes a SHAKIRA, GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!!!!

Ya era hora de que el Atlántico saliese, eh?????


Un besazo, Ana.

hargos dijo...

me gusto el relato , un besazo preciosa

Silvia dijo...

Es un precioso relato, lástima que acabe triste...
El Atlántico es un buen sitio para encontrar, allí iré dentro de poco.
Besicos.

Manolo Jiménez dijo...

Ana, pero que bien escribes mi alma.
Me ha gustado mucho. Es ligero y hondo al mismo tiempo.

Abrazos.

Nunca dejes de sonreír dijo...

Mmmm, me ha gustado este nuevo relato.., pareceme que me estoy aficionando a leer de una cancion un relato.....


Un besazo, guapa...

Yopopolin dijo...

desde luego los sueños siempre estan ahi para arruinarnos la vida... cuando ya parecia que lo encontraba, desperto! xDD Algun dia encontrara a Paul, has pensado en hacer una serie, haste que le encuentre??

bss

Jinete Pálido dijo...

Que triste la historia, no?

Que moderna escuchando a los Tokio...te veo compartiendolos gustos con tu hija...

Besotes y buen día!

Marinel dijo...

Ana,qué relato más bonito.
Una arribada al amor que se sueña...pero solo en sueños...
Jo, que recorra mil océanos más si es preciso, pero que lo encuentre y jamás vuelvan a ser sueños...
Precioso.
Muchos besos.

Ana dijo...

Reina...¿Que sería de la vida sin constancia? Yo solo soy capaz de entender la vida así...
Menda...Pues si...Ese Atlántico bravo...
Hargos...Gracias...:)
Silvia...No del todo triste...Esta vez no lo encontró, pero ¿Quien sabe?
Manolo...Viniendo de ti, esas palabras son todo un cumplido...
Nunca dejes de sonreír...Bueno, pues seguiremos intentándolo...A ver como se portan las musas...Jajajaja...
Yopopolin...Jajaja...Pues no lo había pensado...
Jinete Pálido...Un poquito...Y si, es l9o que tiene tener adolescentes, te enriquece los gustos musicales.
Muchos besos.

Ana dijo...

Marinel...Gracias guapa...Creo que si, que seguirá su camino hasta que deje de ser un sueño...
Muchos besos.

Estela dijo...

Un relato de verdadero amor de ese que sabes lo que quieres y lo buscas con todas tus fuerzas...

Muy bonito y a seguir buscando!!

Un abrazo!!

Lourdes dijo...

Ay, señor, qué molones te salen estos relatos, Ana.
Son geniales, vaya.
Aunque, eso sí, a ratos salgan una miaja tristecillos...

Un beso enorme!

Bajo mis pies dijo...

El relato fue exquisito Anita, al menos para las personas que somos super romanticonas y esperamos siempre ese final feliz.
Este quiezas no lo tuvo todavia, pero dejo un hilito de esperanza, eso de seguir buscando, sin desfallecer, hasta encontrar el hogar!
Ese hogar llamado en este caso Paul.
Bss de lunes lluvioso en Buenos Aires!

Adrisol dijo...

hermoso relato!!

lleno de perseverancia y amor!!
siempre hay que seguir....
nunca abandonar, esta vez no pudo ser, pero quién dice que.....

me encantó...

besitosss

Normis dijo...

Adoro este tipo de relatos , siempre me terminan transportando ...
un abrazo inmenso , un placer poder disfrutar tus entradas !!!

Arwen dijo...

Me has hecho soñar con tu relato, mi mente ha viajado a esa playa donde se han encontrado por fin esas almas que se aman...precioso ana, escribes con esa manera tan tuya que hechiza, besitos de lunes cariñososss

Sensaciones dijo...

sabes? me gustó leerte hoy, más que alguna otra vez... se te da bien!!!
jajajaja, eres increíble,

Un besazo

Ayla dijo...

como en los viejos tiempos, con esos relatos que tan bien se te dan.
Un bsito, reina.

adolfo payés dijo...

Impresionante relato, me gusto y mucho..

Saludos fraternos
Con el cariño se siempre

Un abrazo
que tengas un buen inicio de semana

Elisabeth dijo...

que precioso ana,siento no haber pasao antes mi niña pero la enana no me deja ni a sol ni sombre jejejejeje



besitosssss

Ana dijo...

Estela...Habrá que seguir...Lo mismo me pienso lo de la segunda parte...
Lourdes...Bueno, ese punto melancólico creo que es marca de la casa...:)
Bajo mis pies...Ay...Pues aquí tenemos un calor de muerte...
Adrisol...Nunca hay un final escrito...
Normis...Gracias wapa...:)
Arwen...Gracias preciosa, me alegro que te haya gustado...:)
Sensaciones...Anda, anda...Jajaja...Increíble...Eso es mucho...Jajaja.
Ayla...De vez en cuando hay que echar una mirada atrás...
Adolfo...Muchas gracias...:)
Elisabeth...Jajaja...Pos nada, a cuidar de la enana, que es la que manda...;)
Muchos besos.

PinUp dijo...

Que arte tienes para esto... Rediós!
Ojalá me vuelva la inspiración!!!!

Muakssssssssssssssssss!!!

Ana dijo...

PinUp...Mi niña...Que alegría verte por aquí...Y ya verás, esa inspiración volverá cuando menos te lo esperes...;)
Muchos besos.

Calvarian dijo...

Esos sueños siempre presentes...Espero que Lía encuentre a Paul, que la búsqueda merezca la pena...Desde luego por su tesón se lo merece
BEsix

añil dijo...

Muy bonito relato. La foto, increible y la música perfecta.

Besos, linda

Ana dijo...

Calvarian...Pues mañana la segunda parte...A petición popular...Jajajaja.
Añil...Me alegra que te haya gustado.
Muchos besos.

Anouna dijo...

Lo leí hasta el final con el aliento contenido. No se si yo sería como ella, de ir a buscarlo por todas partes, pero ella es constante, y duele de amor.
Un relato hermoso, con toques de desesperación.

Ana, que tengas bella semana.
Abrazos

Ana dijo...

Anouna...Es cierto, desesperación y esperanza al final...
Muchos besos.

Esteban dijo...

QUIEN LA SIGUE LA CONSIGUE!!!! La verdad que no siempre.

HADALUNA dijo...

Anita hoy llego tarde a tomarme tu café...
Me ha encantado leerte, aunque fuera un sueño, aunque al despertar la foto de Paul se haya vuelto en blanco y negro.

Besitos con alas.

Sailor© dijo...

Por estos lados se respira mucho amor...Mmmmmm es una buena señal!

Abrazos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails