lunes, 14 de septiembre de 2009

EPÍLOGO (VII)



La primera parte,LA CASA VACÍA.

La segunda parte,OJOS TRISTES.

La tercera parte,RECUERDOS DORMIDOS.

La cuarta parte,LA HISTORIA DE JULIA.

La quinta parte, EL PASADO DE PATRICIA.


La sexta parte, LA CITA.

Cuatro años después...
Patricia estaba apoyada en la balconada, mirando un mar, que como todos los septiembres, se encontraba en calma.
A lo lejos el sol comenzaba a ponerse, iniciando esa lucha cotidiana, que no por conocida, dejaba de emocionarle. Hacía casi cuatro años que se mudó a la casa vacía. Con muchas dudas, con mucho miedo. Los últimos años de su vida no habían sido fáciles: el episodio de violencia en el que se vio envuelta cuando era más joven, ese miedo a volver a estar con alguien, el dormir sola cada noche...Apoyada en la baranda del balcón, comenzó a recordar porqué se encontraba ahora en este lugar…
Aquella noche, ya en su casa, y después de darle muchas vueltas, decidió aceptar la oferta de Roberto. Quizás porque él, con su delicadeza, no le había planteado directamente que quería una relación con ella. Aquella noche después de la cena en “La Biznaga” lo único que le planteó fue una relación mercantil, en la que ambos salían beneficiados, pero sobre todo ella. En ese momento, no fue capaz de contestarle. Mientras tanto, Roberto volvió al hotel con la incertidumbre en el cuerpo. A la mañana siguiente, cuando preparaba el equipaje para volver a casa, recibió en su móvil un mensaje de Patricia, en el que le pedía que no se fuera del pueblo sin verla.
Quedaron en la cafetería del hotel. Roberto esperaba a Patricia con cierta inquietud. No quería por nada del mundo que esa chica menuda y alegre que había conocido de esa forma tan atípica, desapareciera de su vida. Tenía que hacer lo posible porque esto no sucediera. Y para su sorpresa, y sin que él insistiera, ella aceptó a mudarse a la casa, con una única condición. Como estaba muy dejada, ella se encargaría de ir acondicionándola poco a poco, de ir arreglando esos pequeños detalles que el paso del tiempo se había encargado de deteriorar. Roberto estuvo de acuerdo y esa misma tarde se marchó del pueblo para retomar su frenética actividad.
En los meses que siguieron a este acuerdo, Patricia se encargó de ir dando a la casa ese toque de casa vivida, esa sensación de hogar que hacía años que no tenía. La mudanza además tuvo otras consecuencias, porque a pesar de que seguía durmiendo sola, había dejado de temer a las madrugadas, quizás porque el relajante sonido de las olas era la música que le acompañaba cada noche al cerrar los ojos.
En esos meses, Roberto que no estaba dispuesto a agobiarla con su presencia, apareció en contadas ocasiones. Cuando estaba en la casa aprovechaba para salir a pasear por la playa durante el día, a veces sólo, y otras acompañado de Patricia, que compartía con él esta afición. Por las noches solía invitarla a cenar en alguno de los restaurantes del Paseo Marítimo. Su única pretensión era irla conociendo y que ella se sintiera cada vez más cómoda a su lado.
El tiempo fue pasando y casi a finales de ese verano Patricia descubrió que, sin darse cuenta, se había enamorado de Roberto. De nuevo, la similitud de su vida con la vida de Julia se hacía evidente. Para ella, Roberto había sido cómo Rafael, ese hombre paciente y sereno que se había dedicado en el último año a hacerle la vida agradable, a cederle la casa de sus sueños. Él, con su constancia había devuelto la esperanza a su vida. Y cuando el verano ya se escapaba, en uno de esos días de septiembre con el mar en calma, Patricia decidió que no podía dejar que Roberto emprendiera la vuelta a Madrid sin saber lo que sentía.
Hoy, cuatro años después, Patricia contempla desde la balconada a dos figuras que corretean incansablemente por la arena. Una de ellas es Roberto y la otra, una figurita pequeña, es Rafael…El bebé rubio que observó en su visión de hace cuatro años. Él fue el que le hizo tomar la decisión más arriesgada a la que se había enfrentado en su vida. Aquel bebé que gateaba por el salón de una casa que, un día no muy lejano, estuvo vacía…

Fin.

Ana

Safe Creative #0909144530704

La música, Durmiendo sola, de Vanessa Martín y David de María. En mi blog de música

39 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso final. la vida el ciclo del destino..
Es un placer leerte siempre..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas una muy buena semana..

Alijodos dijo...

Dios creo que esta ha sido una de las historias mas bonita que has contado...Y mira que tu las tienes bonita¡¡¡ (las piernas tambien jejeje). He sido fiel a todas las partes y solo me queda decirte: Gracias¡¡¡ Un beso.

Romano dijo...

Como diria Jesulin: En dos palabras im-presionante.

Esta historia es digna de estar entre las mas grandes. No hace falta decir que me ha encantado.

Muxus,Ana.

Winnie0 dijo...

PRECIOSO!! No tengo más palabras....Besos

Arantza G. dijo...

Precioso...
Se me ha saltado una lagrimilla...
Felicidades bonita.
Besos


(hoy ha habido suerte)

Noelplebeyo dijo...

Pedazo historia... de aquí sale una novela...con paciencia

Silvia dijo...

Un epílogo muy dulce, sirenita... ¡claro que sí! Buenos días cafeteros... casi ya retomando la normalidad.
Besicos

Manolo Jiménez dijo...

Me pongo de pie para aplaudir...

Para nada empalaga el final, todo lo contrario. Me ha gustado mucho.

Un abrazo fuerte Sirena.

HADALUNA dijo...

Cuando una lee algo lo último que espera es que el escozor que produce la piel de gallina le ataque el cuerpo.
Es muy difícil conseguir eso, te lo aseguro, pero tú lo has conseguido.

Aplaudo tu final porque has sido valiente. Hubieras tenido muy fácil separarlos, dejarlos amargados campando por limbos perdidos, pero siempre hay que apostar por el amor, aunque los finales felices a veces gusten menos.

Ana, no dejes nunca de escribir porque lo que consigues con tus palabras es algo grande, muy grande.

Haz caso omiso a esas voces que a veces sé que te atormentan, sobre todo cuando las cosas no marchan bien, porque sé que en esta vida hay algo reservado para tí, y ese algo estoy segura de que lo vivirás al lado de alguien que te coja de la mano y con ese simple gesto, te haga soñar.

Te quiero.

Alfonso dijo...

Buen trabajo, me lo imprimiré y me lo leeré del tirón :)

Marinel dijo...

Un final de los que me gustan. Ha sido un auténtico placer leer esta especie de novela corta e intensa,con la que nos has regalado.
La vida nueva simepre se abre caminos y viene cargada de luz...
Precioso.
Muchos besitos.

Ana dijo...

Adolfo...Me alegra que te haya gustado.

Alijodos...Me voy a poner colorá...Jajajaja, pero gracias a ti pos esa fidelidad...;)

Romano...Muchas gracias...:)

Winnie0...Ni yo tampoco...A ver mañana de que escribo...

Arantza...Espero que esa lagrimilla haya sido pequeñita, muy pequeñita...

Noelplebeyo...Pues mira, ese es el sueño que tengo ahora...No con esta historia, pero si con otra.

Silvia...Huy, que tempranito...Me alegro de que te haya gustado...

Manolo...Gracias...;)Cuando escribí el epílogo pensé...A ver que pasa. Se que nunca llueve a gusto de todos, pero ese era el final que le correspondía. Gracias por esos aplausos que de verdad no se si me merezco...

Hadaluna...Me dejas sin palabras...Voy a tener que llorar...Sabes que yo también te quiero.;)

Alfonso...Gracias...De todo corazón.

Marinel...La luz nunca puede dejar de acompañarnos.

Muchos besos.

Lourdes dijo...

Ooooooh!
Qué guay, que me ha encantado, sí señor!
Estoy aquí toa emocioná...

Muchos besos, Ana!

Ana dijo...

Lourdes...Preciosa...Que la que me emociono soy yo....;)

Muchos besos.

Anouna dijo...

Ana, ahora sí sentí que se cerraba la historia, en cuanto a lo que a nosotros nos tocaba saber. Me deja una profunda sensación de bienestar leer. Pienso que lograste una historia sorprendente, acogedora, tierna, dramatica, con profundidad, con sentido de reflexión, Lograste mucho. Sigue escribiendo, me cautivaste con está historia.

Un abrazo grande,
Anouna

cantares dijo...

Hermosa tu historia, tan romantica, dulce, me encantò, me has hecho pasar un muy buen momento....¿se puede esperar pronto otra?
Besos preciosa y linda semana:)

Ana dijo...

Anouna...Gracias por tus palabras..De verdad, creo que no merezco tanto...

Cantares...Pronto comenzaré algo...;)

Muchos besos.

Sensaciones dijo...

jolines... hoy os habéis propuesto emocionarme todos...
me uno a los aplausos de Manolo y al comentario de Hadaluna...
ERES GRANDE!!!

y sí mi niña...escribe el libro, por favor!!

Un beso, con todo el cariño del mundo de ésta, sensaciones muy emocionada...

Ana dijo...

Sensaciones...¿A que lloro...? Ay, por Dios, que me habéis emocionado. No soy grande, no...Sólo escribo lo que siento...

Muchos besos.

Ayla dijo...

Cómo me gustan los finales felices (tú lo sabes, cielo) Para tristezas ya las tenemos a diario en los periódicos y los telediarios.
Así, positiva, con futuro, llena de amor.
Me ha gustado mucho.
¿Otra?

Naiba dijo...

Hola Ana

Plaf, plaf, plaf, esos son mis aplausos, te confieso que cuando entré, me puse un poco remolona al ver el tamaño del post, pero niña, empecé a leer, y me he metido en la historia, que seguí dándole al ratón a ver si continuaba por algún lado.

Has conseguido, emocionarme y meterme dentro de la historia, francamente impresionante.

Felicidades.

Besos

Ana dijo...

Ayla...Gracias wapa...;)

Naiba...Gracias por esos aplausos...No creo que me los merezca, de verdad.

Muchos besos.

Adrisol dijo...

leyendo una respuesta tuya, te digo.........

si sos grande!!
aunque digas que sólo escribes lo que sientes,bueno..lo que sientes es espectacular y tienes la facilidad de redactarlo!!!
felicitaciones!!

besosss

Pharpe dijo...

Realmente bonito y grandioso final. Enorme relato en conjunto Ana :) Besos

ana dijo...

Holaaaaa niñaaaa. Me ha tocado ponerme al día con todos los capítulos que tenía pendientes.

El final te quedo genial. Una historia que empezo con unos fantasmas, que unen a dos personas.

La cotidianeidad de cómo has relatado sus encuentros, lo hacía muy de aquí y de este tiempo.

Un final feliz, que deja atras cualquier fantasma del pasado.

Me ha gustado niñaaaaaa, y espero que pronto nos entregues otra historia. Aptitudes no te faltan.

Un besazoooooo.

Nunca dejes de sonreir dijo...

Cada día que leo tus posts, me engancho más!.., ¿no has pensado en escribir el libro?.., seguro que nos tendrias haciendo cola en la recepcion de firmas ;)

Un besazo, preciosa!

Ana dijo...

Adrisol...Me estáis emocionando entre todos...

Pharpe...Gracias...:)

Ana...Se te echaba de menos...Y me alegro de que te haya gustado...;)

Nunca dejes de Sonreír...Es un sueño que estoy acariciando...Puede que algún día, no muy lejano...;)

Muchos besos.

Jinete Pálido dijo...

Enorme Ana!!!!!
Planteate redireccionar estos relatos a una dimensión más grande...tienes poco que perder y mucho que ganar-...
un beso inmenso!!!!

Ana dijo...

Jinete Pálido...Me lo estoy planteando...;)

Muchos besos.

Yopopolin dijo...

aun te guardabas en la manga este FINAL!! xD

bss

alma máter dijo...

Precioso Ana! PRECIOSO!!!! de principio a fin. Me he leido los que me faltaban hasta llegar a este final. Enhorabuena!!!

Un beso fuerte!!

YAIZA dijo...

Pues que quieres que te diga, que me encantó la historia.
Un final muy bonito como tenia que ser, pues los dos se lo merecían, el ser felices.

Gracias por esta historia tan linda.

Besos.

Mundo Animal. dijo...

________██___██_█___
_____█ ████__█__█████
_____████____██__██████
______████____██_█__█__██
_____█████_____███_█████
______████_____█____█__█_█
______█████_____█___█_██
______██████___█__██
_______█████__█__█
_________████████
__________@█████@
___________@@█@@
_____________;█;
________@____;█;
_______@__@__;█;
_____███_@___;█;
____█████__@;█;_______@
___██████___'█;______@███
____████___;'█;__@___█████
_____██___';█;__@_____█████
______█___';█;_@_______████
_________';█;@__________██
________';'█;@___________█
_________;█;
_________';█; ♥♥ FELIZ SEMANA♥♥
♥♥ PASO A DEJARTE MIS SALUDITOSS ♥♥
♥♥ABRAZOS PARA TI♥♥
♥♥EL SECRETO DE LA FELICIDAD ESTA EN MIRAR TODAS LAS MARAVILLAS DEL MUNDO,SIN OLVIDARTE NUNCA DE LAS COSAS SENCILLAS... QUE TIENES EN LAS MANOS♥♥
♥♥CHRISSS♥♥

KUBAN dijo...

Es hermosa tu historia. Escribes muy bien. Te quiero agradecer el que hayas pasado por mi blog y dejado un comentario. Yo volveré por acá con mucha frecuencia. Un abrazo cubano desde México.

seo dijo...

ainsss me da penita que se haya acabado ;)

me gusto el final y ese hombre paciente y sereno

besos

DAPHNE dijo...

Preciosa historia , cargada de amor y romanticismo , me ha gustado mucho , cielo vales muchísimo .
Besitos .

El Ente dijo...

OLEEEEEEE PERO QUE FINAL MASSSSSSSSS BONITOOOO!!!! TE APLAUDO Y TE HAGO HASTA LA OLA!!!!

GRACIAS POR ESTA HISTORIA ANA!!!

BESITOSSSSSSS!!!

Ana dijo...

Yopopolin...Si, es cierto, guardadito en la manga...;)

Alma Máter...Gracias wapa...;)

Yaiza...Por lo menos que las historias que contamos tengan final feliz...

Christian...Preciosa frase, y muy acertada.

Kuban...Gracias...Yo también volveré a tu blog...

Seo...Todo se acaba, pero vendrán historias nuevas...

Daphne...Gracias...Tu también vales mucho...

Roberto...Gracias a ti...;)

Muchos besos.

Marien dijo...

Este final tan maravilloso también lo he soñado yo para mí, chico guapo, casa junto al mar, niño rubio...Que los relatos se parezcan a los sueños es lo mejor que podemos hacer para cumplirlos. Al final me he quedado sin la casa.
Besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails