viernes, 11 de septiembre de 2009

LA CITA (VI)



La primera parte,LA CASA VACÍA.

La segunda parte,OJOS TRISTES.

La tercera parte,RECUERDOS DORMIDOS.

La cuarta parte,LA HISTORIA DE JULIA.

La quinta parte, EL PASADO DE PATRICIA.



Antes de que las campanas de la Iglesia dieran las diez de la noche, Roberto ya estaba esperando a Patricia. Algo intranquilo, porque no sabía en qué iba a consistir el tercer grado al que se suponía que lo iba a someter la chica, pero a la vez, asombrado, porque no sabía cómo había llegado a pedirle una cita a una casi desconocida. Él no solía hacer esas cosas…Normalmente eran las chicas las que le pedían el teléfono y él era el que se encargaba de quedar con unas y con otras, pero sin implicarse en nada serio. Unas veces, esto sucedía porque no soportaban su agobiante ritmo de trabajo y otras porque él se aburría pronto de las relaciones. Lo único cierto es que a sus treinta y dos años, seguía sin encontrar a nadie que mereciera la pena lo suficiente como para decidir pasar el resto de su vida con ella.
Inquieto, caminaba haciendo círculos…La verdad es que como Patricia no fuera puntual, los adoquines iban a sufrir un desgaste aún mayor del que ya tenían, y del que alguien lo podría acusar…El caso es que no sabía por qué estaba tan nervioso. Quizás era por cómo se había desenvuelto la historia, encontrar a alguien de esa manera tan insospechada. Y además, estaba el tema de las percepciones y las similitudes entre la vida de su abuela y la de Patricia…La verdad es que todo era muy extraño. Era como si el destino le hubiera puesto por delante una oportunidad única…Alguien especial.
La luna llena iluminaba la noche de septiembre, dándole a la plaza un halo de misterio que todavía le hacía tener más encanto. Con sus seis bancos de piedra, colocados formando un hexágono, rodeando la fuente central y sus adoquines gastados por el paso del tiempo. La Plaza era el lugar de encuentro preferido en ese pueblo costero.

Esa noche un suave hálito de Levante movía las flores de los jazmines dándole a la Plaza el aroma de un verano que se escapaba a pasos agigantados. Para Roberto no había sido el mejor verano de su vida. Su abuela se había marchado un día de julio casi sin hacer ruido, y ahora se encontraba en su pueblo, paseando por las calles que la vieron crecer y con una casa que sería la envidia de muchos de sus amigos, pero con la que no sabía muy bien que iba a hacer.
Estaba tan encerrado en esos pensamientos que no vio llegar a Patricia. La chica vestía un sencillo vestido de tirantes blancos, con un cierto aire ibicenco, que resaltaba el color dorado de su piel, y unas sandalias negras, de tacón alto, con las que caminaba con paso firme y decidido.
-Hola… ¿Llevas mucho rato esperando?
Al escuchar el saludo, Roberto se sobresaltó…
-Ay…No…
-Cualquiera diría que te he asustado…
-Bueno, no exactamente, pero estaba un poco abstraído en mis pensamientos.
-Pues espero que los hayas puesto en orden…
-¿Me vas a hacer un tercer grado? Por Dios…Que miedo…
-¿Ah? ¿Con que eso es lo que te inspiro? ¿Miedo? Serás el primero que se asuste conmigo…No temas, soy inofensiva…
Roberto se rió con ganas. Hacía mucho tiempo que alguien no le hacía sentir así…
-No, miedo, no…Pero no te voy a negar que estoy un poco intrigado.
-He reservado una mesa en “La Biznaga”, espero que te guste. ¿Vamos?
-Cuando quieras...
Ambos se encaminaron hacia el restaurante, situado cerca de la dársena del puerto, atravesando las angostas calles iluminadas por farolas antiguas. Hicieron el trayecto charlando de cosas intrascendentes, como los colores de las fachadas de las casas de la calle por la que transitaban y del calor que seguía haciendo por las noches a pesar de que ya era septiembre. Con esa conversación tan animada llegaron a la puerta del restaurante. “La Biznaga” era uno de esos locales que comenzaban a proliferar por la costa. En él se conjugaba la cocina mediterránea con toques de cocina oriental, ya que el dueño, había pasado una larga temporada trabajando en Asia, de donde se había traído recetas que con mucho acierto había adaptado al gusto local. El dueño le había puesto ese nombre tan malagueño al restaurante, porque en esos años en los que estuvo en Asia, el aroma del jazmín le hacía transportarse a su tierra adorada. Ese aroma era el estímulo que cada noche cuando salía de trabajar, le hacía pensar que algún día podría volver...
El maître los condujo hasta su mesa. Situada en una esquina, al lado de un gran ventanal desde el que se podían ver las luces del puerto. El faro y el reflejo de la luna llena sobre el mar completaban una estampa digna de la mejor de las postales.
Se sentaron uno enfrente del otro y comenzaron a mirar la carta. Al momento, Patricia, que era asidua del restaurante, le preguntó a Roberto:
-Bueno ¿Qué te apetecería comer?
-No sé… ¿Qué me aconsejas?
-Podíamos empezar con una ensalada César, como entrante, y si te gusta, compartir un wok de pollo, con leche de coco y curry rojo.
-Me parece una buena elección…
Mientras esperaban a que los platos llegaran a la mesa, comenzaron a charlar delante de una copa de Ribera de Duero.
-Creo que comienza el interrogatorio…Atención, pregunta… ¿A qué te dedicas?
-Soy abogado, como mi abuelo. Y me encargo de llevar los asuntos legales de la empresa de mis padres.
-Siguiente pregunta… ¿Cómo es que si has venido todos los veranos por aquí no se te ha visto el pelo en todos estos años?
-La verdad es que cuando veníamos a la casa de la playa lo que me gustaba era quedarme allí. Sentarme a mirar el mar, sobre todo cuando está bravío, es una de las cosas que más me gusta. Y además como no conocía a nadie del pueblo…Solía pasar los veranos leyendo. Soy un devorador de libros.
-¿Me estás dando a entender que te cuesta relacionarte?
-No, no es eso…Pero como no me importa estar solo desde muy pequeño, quizás no me interesó integrarme en un lugar al que sólo venía en verano.
-¿Tienes hermanos?
-No…Soy hijo único…
-Bueno…
-¿Qué? ¿Voy superando el cuestionario?
-Si…Y de momento, con nota.
Patricia no pudo más que esbozar una amplia sonrisa. Aquellas inocentes preguntas mantenían a Roberto en tensión, y no sabía muy bien por qué.
El joven estaba muy nervioso, quizás porque pensaba que la conversación pronto tomaría derroteros más íntimos…Y ahí es donde lo pasaría mal, porque no era muy dado a exteriorizar sus emociones.
Al llegar la comida, Patricia suspendió el inocente interrogatorio, e intentó tranquilizar a Roberto.
-Bueno, esto se enfría…
Comenzaron a degustar la ensalada. Roberto no podía dejar de mirar a Patricia. Desde el día que la encontró en la casa había tenido la sensación de que le era conocida. Quizás era ese leve parecido físico con su abuela, algunos gestos y ademanes…El caso es que hacía mucho tiempo que nadie le atraía tanto. El estar sentado con ella, cenando, le daba una sensación de intimidad que no había tenido con nadie. A pesar de los nervios, estaba disfrutando de una velada estupenda. Era todo un contrasentido, pero hacía mucho tiempo que no tenía tanta paz.
Patricia comenzó de nuevo el interrogatorio, y a bocajarro, le preguntó a Roberto…
-Bueno, ya voy sacando algo en claro…Eres un abogado de éxito, un lector empedernido y un niño que no se relacionaba mucho…
-Más o menos, así es…
-¿Tienes novia?
-No…
-¿Qué escondes? Porque no me puedo creer que un chico tan atractivo como tú no tenga novia…
-Bueno, por mi trabajo, viajo mucho. La empresa de mis padres tiene sucursales en Roma París y Londres, y yo me encargo de supervisar determinados temas legales. Paso más de la mitad del mes viajando y eso no hay relación que lo soporte. Aunque claro, también es muy posible que no haya encontrado todavía a esa mujer por la que perder la cabeza.
Por la manera en que la miraba, Patricia se dio cuenta de que quizás Roberto había llegado al final del camino al encontrarla. De repente, comenzó a sentir una gran inquietud, y decidió acabar bruscamente con el interrogatorio.
- Y ahora la pregunta final… ¿Qué piensas hacer con la casa?
-La verdad es que no me lo he planteado. No quiero venderla, pero me daría mucha pena que estuviera deshabitada durante muchos meses al año, pero ahora mismo no puedo plantearme un traslado, aunque en el futuro me encantaría poder vivir en ella. Poder pasear por la playa cada día, el clima del sur y esta luz que sólo tenemos aquí me darían la vida.
-Ya te dije que yo daría todo lo que tengo por vivir en una casa la mitad de bonita…Hace mucho tiempo que me siento en la orilla y paso las horas muertas mirándola.
-Se me está ocurriendo algo…Yo necesito que la casa no esté vacía, y a ti te gusta la casa. ¿Por qué no te mudas?
-Con mi sueldo de maestra no podría pagarte ni la cuarta parte de lo que costaría su alquiler...No puedo, me encantaría, pero no podría pagarte.
-No me has entendido…No te la quiero alquilar, te la cedo con la condición de que la cuides. Yo vendré ocasionalmente, y la casa es lo suficientemente grande como para que, en esos pocos días a lo largo del invierno, ni siquiera notes mi presencia.
- Es una oferta muy tentadora, no te lo voy a negar, pero no puedo tomar una decisión así tan a la ligera. Espero que lo entiendas…No puedo aceptarlo…Sería un regalo demasiado grande. Además creo que mi presencia en la casa te coartaría. No tendrías la misma libertad que si estuvieras solo…O acompañado…
-Como te he dicho antes, no tengo novia…
-En éste momento no, pero no sabes lo que pasará mañana.
-Mañana está demasiado lejos, yo solo vivo el hoy, y hoy te ofrezco vivir en la casa de tus sueños. ¿Qué me dices? Sé que no puedes tomar una decisión tan importante como esta de repente, y lo entiendo…Pero entiéndeme tú a mí, esa casa te llamó por algo. No sé si fue porque tenía que liberarse todo el dolor que pasó mi abuela, o porque tenías que liberarte tú, pero el hecho es que nada pasa porque sí. Mira, no creo en las casualidades, creo que todo pasa por algo, y yo te encontré esa noche en la casa. Tiene que haber una razón para que esto ocurriera. ¿No crees?
- La verdad es que no lo sé…Yo tampoco creo en las casualidades…
-Por favor, acepta mi oferta, y piensa que ésta puede ser una oportunidad única. No sé, pero creo que te he encontrado por algo, y quiero descubrir porqué. Si te decides a vivir en la casa ya no volverá a estar vacía… ¿Qué me dices?
-Sólo puedo decirte que lo pensaré…
Patricia cerró los ojos. Se vio dentro de la casa, al lado de Roberto. Había pasado algún tiempo, y en el suelo del salón, un bebé rubio gateaba. Esa visión tan extraña como inesperada, le removió algo en su interior. Le hizo darse cuenta que no podía seguir escudándose en el miedo. Que el miedo mata, que no deja vivir…Desde aquella noche lejana había cerrado puertas y ventanas para que nada le hiciera daño, y esa, era otra manera de morir. En ese momento, abrió los ojos y se dio cuenta de que durante los días que había compartido con Roberto había recobrado una paz que hacía mucho tiempo que no tenía. Recordó la historia de Julia, su dolor, tan parecido al suyo, y cómo había podido salir adelante gracias a la constancia de Rafael. Ahora se le estaba presentando una oportunidad que puede que no volviera a suceder, Roberto con ese ofrecimiento tan generoso, parecía tan decidido a hacerla feliz, que quizás no debía resistirse tanto. La vida hay que vivirla por mucho que duela, las oportunidades pasan una vez por delante de nuestros ojos, y si no los tenemos bien abiertos, se escaparán…Una jugada del destino, algo fortuito, tal vez podría convertirse en un futuro lleno de felicidad, o tal vez no, pero habría que intentarlo…


Ana

Safe Creative #0909114428550

La música, Y si el miedo, de El Canto del Loco. En mi blog de música.

44 comentarios:

HADALUNA dijo...

No podía irme sin volverte a leer.
No podía irme sin decirte públicamente que eres grande, muy grande, pequeña.
No podía irme sin desearte lo mejor, hoy y siempre.

Te quiero.♥

Alijodos dijo...

Ya se ha terminado? y que acepta, no acepta? joder que historia tan bonita...habra mas parte? No has puesto continuara...Joder (perdon) Un beso...

Ana dijo...

Hadaluna...Gracias...Me vas a hacer llorar...

Alijodos...Si, es el final...Y como ves, se lo piensa...

Muchos besos.

Rafa dijo...

Ya sabes de mi adicción a esta historia, mas...

Hoy voy a ser malo contigo:

1º- Sigo prefiriendo el menú del chiringuito al de la cena.

2º- La raya del dialogo se escribe pulsando a la vez esta combinación (Alt 0151)

3º- Cuando escribes un historia piensas mas en el desarrollo y palabras y puedes que olvides la importancia de comas y puntos, eso pasa, por eso conviene siempre repasar, volver sobre tus palabras escritas y sentir el pulso, es el ritmo el que tien verdadera importancia, ...

4º- ... y el ritmo si es monótono puede adormilar la atención, cuida siempre de que baje y suba, como una sinfoía: adagios, crescendos, andante, allegro ...

5º- Depues de esto me voy a llorar sobre el lomo de mi perro pues olvidaste dejar escrito... continúa.

Un BESOTE inmenso.

P.D.: Me encantaría que algún dia te pases por mi blog ' Escritos isleños' y me dejes tu opinión del ralato que ando escribiendo. Ojo, voy por el capítulo 11.

Cuidate hermosa.

YAIZA dijo...

Si se lo piensa pero ahí está su visión de que ella termina con él en esa casa.

Muy bonita la historia.

Besos.

Ana dijo...

Rafa...Y a mi me encanta que hoy seas "malo" y me digas todas esas cosas. Para mi, todo lo contrario, eres bueno, y con ello me ayudas a mejorar...Y no dudes que voy para allá a leer esa historia que ya va por el capítulo 11.

Muchos besos.

Ana dijo...

Yaiza...¿Quien sabe? Lo mismo un día de estos continua...


Muchos besos.

Manolo Jiménez dijo...

Ana,
sabes que no soy objetivo contigo, lo acepto, pero hay un montón de detalles que me han fascinado. Para muestra un botón: el wok de pollo :-)

Piensate continuar la historia aunque no publiques.

Abrazos.

Ana dijo...

Manolo...La cocina es otra de mis grandes aficiones, de hecho, ese wok de pollo es una de las especialidades de mi casa...Y lo de continuarla, no sé puede que dentro de unos días surja algo...Con respecto a lo de ser objetivo, sabes que es mutuo...:)

Muchos besos.

Adolfo Payés dijo...

Eres grande en la escritura.. bravo me gustó el final.. aunque se lo piense.

Un abrazo

Saludos fraternos
Que tengas un buen fin de semana.

amor que soy dijo...

¿y tú crees que esta misma noche ya...? en fin, eso

Silvia dijo...

Bueno, tampoco han sido tan complicadas las preguntas...les faltó una "¿crees que estarás en mi destino, tras esta casualidad?" ¿se la harán algún día...o no hace falta preguntar eso? ummmmm...
Me acabo de dar cuenta que es viernes y ...mañana igual no hay novela, jooo, pues luego me cuentas un adelanto eh? como un anuncio...
besicos

Winnie0 dijo...

ME HA ENCANTADO: así sin más.....Gracias por escribir cada detalle tan bien....Besos

Nunca dejes de sonreir dijo...

Mmmm, que final......!! da pie a un nuevo "continuará".

Ha merecido la pena, esperar hasta hoy para saber como acaba la historia.

Un besito y buen fin de semana!

F. J. Zamora dijo...

Un beso Sirena Varada, aunque no comente paso por tu playa.
que seas feliz
namaste

Sensaciones dijo...

ains...mi niñaaaaa yo es que soy de
si o no, pero... se lo pensaráaaaa, mira que si se lo tiene que pensar mucho...lo mando...jajajajajjajajja

bueno... en serio!! me encantó, pero eres MALA, porque aún siendo final... nos dejas en ascuas...por lo que rectifico y te digo que eres BUENISIMA, deberias de escribir un guión para una peli...
anda que no!! si pa ideas...jajaja

un besazoooooooooo

Lourdes dijo...

Qué pasa? Que ya no hay "continuará"?
Joooo!
Sniff!

Bueno, Patri, guapa, que sí, que no te lo pienses, illa...
jajaja


Besos, Ana!!!

Ana dijo...

Adolfo...Gracias, pero sólo acabo de empezar,y me queda mucho para llegar a ser mediana...

Santi...Pues puede ser...Jajajaja...De momento se lo piensa...

Silvia...Se supone que ha terminado...Pero ¿quién sabe?

Wnnie0...Gracias preciosa...:)

Nunca dejes de Sonreír...Puede ser, puede ser...

Zamora...Se te echa de menos...

Sensaciones...Jajajaja...Tú que me lees con muy buenos ojos...

Lourdes...Nada...Jajajajaja...Que me vais a obligar a seguir...Jajajajaja.

Muchos besos.

cantares dijo...

Hermosoooooooooooooooo Ana, me encantò... es una historia tan romantica, preciosa. Besos

Mundo Animal. dijo...

() ()
( '.' )
(")_(")


QUE BONITOOOOOOOO TERMINOO HOY TU ESCRITO ANA, UN GUSTO LEERTEEEEE
GRACIAS POR COMPARTIR EN MUNDO ANIMAL Y QUE DISFRUTES DEL FIN DE SEMANA

SALUDOSSSSSSSS CHRISTIANNN

Ana dijo...

Cantares...Gracias wapa...;)

Christian...Me alegra que te haya gustado...

Muchos besos.

Anouna dijo...

Ana, como no dice Fin, mañana vuelvo, vale?
Patricia no solamente tiene la facultad de mirar hacia el pasado, sino también el futuro. Vaya Don!!
Tenía que ser abogado??? jejejjej
y de 32? uffffffff y generoso además???!!! vaya! faltó qué perfume lleva puesto (él), esos detalles gustan mucho, hasta se huele la historia.
Me ha fascinado, Dime, ¿se casan o él viene sólo por los inviernos? Sería lindo una boda no? Dale, y nos invitas.

Un abrazo, Anouna

lys dijo...

He disfrutado la historia, pero se ha terminado? Voy a empezar una suscripción para que que continue por petición popular, estoy segura de que con tu imaginación no tendrás problemas. Te felicito.

Un beso.

Ana dijo...

Anouna...Mañana y pasado descanso...Y el lunes Dios dirá...

Lys...Bueno...Me lo pensaré...


Muchos besos.

El Ente dijo...

Y es que cuando ese algo inexplicable hace remover todo el interior... hay que escucharlo, sentirlo y dejarlo fluir... y no dejar pasar la oportunidad de ser feliz...

Me encanta esta historia Ana

Y QUIERO MASSSSSS JAJAJAJJA...

besitosss

Ana dijo...

Roberto...Yo digo como tú, que no hay que dejar pasar las oportunidades...Y bueno...Lo mismo en unos días sigo con el relato...¿Vale? ;)

Muchos besos.

Yopopolin dijo...

me habia perdido un par de capitulos... pero ya he retomado... Un buen final para esta historia.

bsitos

Ana dijo...

Yopopolin...Me alegra que te guste ;)

Muchos besos.

myself dijo...

UF como he disfrutado!!! con lo romanticona que soy!!! espero que nos deleites con algo más.
Buen finde , besos.

Ana dijo...

Myself...Creo que somos muchas las romanticonas...;)

Muchos besos.

Mundo Animal. dijo...

() ()
( '.' )
(")_(")
TIENES UNOS REGALITOS EN MI BLOGGGGG
BESITOSSSSS
CHRIS

Ana dijo...

Chris...Muchas gracias...;)

Muchos besos.

DAPHNE dijo...

Me ha encantado , precioso .
Escribes muy bien , sabes llegarnos , a mí me has dejado hasta el último momento en ascuas ajajá .
Besitos guapa .

seo dijo...

cada vez me gusta mas y me quedo con lo que la vida hay que vivirla aunque duela

un beso

Pequeños Soles de Noe dijo...

Lindo, lindo, lindo y yo con tanto trajín que tengo que me voy perdiendo de ésta historia.
Hacía vario tiempo que no puedo dar una recorrida por todos los amigos y me pierdo de cada cosa, no tengo perdón!!!
Un beso grande y buen fin de semana
Noe

Adrisol dijo...

muy buen relato!!!!!!!!!

no dejar pasar las oportunidades y dejar que fluya......
me encantó!!

besos, reina
buen finde

Ana dijo...

Daphne...Gracias...;)

Seo...Y yo, y yo...Esa es la máxima de mi vida de un tiempo a esta parte.

Noe...No te preocupes wapa...Lo importante es que vienes...

Adrisol...Gracias wapa...


Muchos besos.

Lucía dijo...

Ayy ¡Qué final más bonito!. Nos dejas como en algunas películas con el final abierto a la imaginación de cada uno. Niña, precioso.
Muchos besos.

Ana dijo...

Lucía...Lo mismo el lunes hay sorpresa...No lo sé...

Muchos besos.

KUBAN dijo...

Uno se encuentra maravillas como este blog caminando por internet. Gracias. Volveré.

Pharpe dijo...

Me tienes intrigado ;)

toñi dijo...

Ana cielo estoy encantada con tu historia. Hace unos minutos que vengo del blog de Roberto "El Ente" y entre su historia y la tuya me tenéis enganchadisima.
Esto es como estar leyendo un buen par de libros a la vez.
Vuelve pronto a publicar otro capitulo

Un beso

Ana dijo...

Kuban...Gracias por tus palabras...Puedes volver cuando quieras.

Pharpe...Ya está listo...

Toñi...Me comparas con un genio como Roberto...No puedo más que sentirme halagada.

Muchos besos.

Marien dijo...

Hola Ana,
He estado unos días sin visitar tu blog y me tengo que dar un atracón. Pues si que corres...
Voy a por la siguiente parte. Por cierto, si no la quiere Patricia me la quedo yo.
Besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails