lunes, 10 de mayo de 2010

ALICIA Y EL DRAGÓN

dragons and fairies Pictures, Images and Photos

A la mañana siguiente todo parecía gris. A través de las ventanas podía ver un cielo que se confundía conmigo misma.

A pesar de la poca luminosidad presente en el ambiente me costó abrir los ojos. No había dormido en toda la noche y mis párpados, que no entendían que ya era de día, no se querían abrir.

Allí, acurrucada en mí cama, como la niña que nunca dejé de ser, le daba vueltas a la cabeza, intentando comprender por qué me estaba ocurriendo esto a mí.

Desde aquella noche, y durante mucho tiempo, el insomnio se convirtió en mi compañero de cama, en el dueño de una vida que, hasta entonces había sido feliz.

Feliz desde la infancia, cuando mi madre, inspirada por el libro, me puso el nombre de Alicia porque, según ella, la protagonista del cuento no se enfrentó a ningún dragón…

Poco pudo imaginar lo que me tocaría vivir algunos años más tarde. Aquel día mi vida cambió de golpe y porrazo. Nada hacía presagiar el desenlace de esta historia. Ernesto, mi pareja desde hacía quince años había decidido abandonarme. Me encontré con el hecho consumado. Una decisión unilateral en la que podía intuirse la existencia de algún tipo de engaño, del que yo no fui consciente.

Al salir por la mañana para ir al gimnasio, se despidió de mí como lo hacía siempre, con una amplia sonrisa y un beso en los labios.

Al volver a casa me chocó encontrar en el recibidor un sobre escrito de su puño y letra. Dentro había una escueta nota de despedida: “Nos veremos en los tribunales.”

Al leerla, mi mundo se derrumbó. Ernesto había aprovechado mi ausencia para recoger todos sus efectos personales, y en ese momento sentí que mi vida se llenaba de un dolor desconocido hasta entonces.

Yo, que le había dedicado toda mi vida, dejando de lado mi carrera para apoyar la suya, no fui capaz de darme cuenta de que en el cuento de mi vida, aún llamándome Alicia, tenía un dragón que quemaba mis alas, que con su fuego había borrado todos mis sueños.

En aquellos momentos pensé que de qué servía la protección que mi madre quiso brindarme poniéndome un nombre tan dulce, si al final mi cuento tenía un dragón al que no supe enfrentarme.

No me daba cuenta que mi historia no se acababa en este punto, que quedaban y quedarán muchas líneas en este cuento. Hoy, pasado el tiempo puedo decir que en la historia de esta Alicia sólo quedan los sueños, ya no hay dragones…


Ana

Safe Creative #1005076221242



La música, Fall(Caer), de The Saturdays, en mi blog de música.

46 comentarios:

Calvarian dijo...

Al menos se ha deshecho de los dragones. Los sueños querida amiga...no son más que eso, si no hay alguna realidad que te anime a seguir
Pero bueno...me alegro por Alicia, poco estilo el de Ernesto, algo cobarde para mi gusto. Llámame romántico...hasta para decir Adiós
Bésix

añil dijo...

Qué bonita manera de contar una triste realidad.

Me ha gustado mucho tu entrada de hoy.

Un beso

Winnie0 dijo...

Precioso relato Ana. Alicia...ay Alicia todos tenemos una dentro creo yo...Y las situaciones hay que remontarlas. Besos Ana y feliz lunes

anapedraza dijo...

¡Hola Ana!

Me quedo con una gran sonrisa al final, porque la historia es muy triste, y me ha entrado desasosiego.

Lo importe, es que Alicia se dió cuenta, con el tiempo, que los a los dragones también se vencen, a pesar del daño, la vida continúa.

¡Un besazo!

Miguel

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

Alijodos dijo...

La vida no es un cuento aunque haya alicias pero lo que pasó al menos se olvido y siempre se podra volver a soñar con algo parecido a un cuento...un beso ana...

Cele dijo...

Todos tenemos algun dragon que otro merodeando en nuestro cuento, la importante es ir venciendolos, y continuar con la historia.
Hermosa forma de describirlo
Un beso

Noelplebeyo dijo...

Hay dragones buenos, incluso

Besos

Manolo Jiménez dijo...

La vida es un cuento pero de terror en algunas ocasiones.

Pero los dragones no dejan de ser parte de ese cuento, dragones que se quedan en lagartijas si los miras a los ojos.

Pero no conviene dar la espalda a las lagartijas y dejar que se conviertan en dragones, eso no :-)

Abrazos, Sirena.

victorysilcana dijo...

Ana, con el paso del tiempo, Alicia ha ganado, puesto que se ha liberado de ese dragón que quemaba sus alas y no la dejaba soñar.
Ahora será un ser único, irrepetible y después de la experiencia, poderosa también, ya que ha aprendido a no permitir que un entorno agresivo, deje surcos en su alma para poder seguir soñando.
Un besito

Anabel Botella dijo...

Ese Ernesto es un gilipo... por dejar escapar una mujer hermosa que además ha sabido sobreponerse y luchar contra un dragón.

Un besito, guapa.

RAMPY dijo...

Es que algunos dragones son muy tragones y por muchas Alicias que haya siempre hay que buscar vientos alisios, lisa y llanamente.
Fuera de bromas de juego de palabras, un relato triste, pero contado de forma magistral
Un besazo
Rampy

Abismo dijo...

Alicia es más lista que Ernesto... y perdió una batalla... pero ganó la guerra de sobreponerse y aprender, por contra, Ernesto seguirá siendo un gilipollas toda su vida...

Besos abisales sirena, me alegro de leerte!!

Lourdes dijo...

Hombre, si Alicia ha conseguido eliminar los dragones de su vida,
algo ha ganado, no?


Besos, Ana!!

Bell dijo...

Siempre aplico esta frase de Madre Teresa de Calcuta; La Vida Es la Vida: "AFRENTALA". nada se acaba, todo continua y nosotros al timón no dejaremos que avatares cotidianos nos lleven a la deriva.

Sensaciones dijo...

la vida no es un camino de rosas y príncipes...de vez en cuando saltan los dragones... me encantó leerte!!

Un beso enorme!!

alex dijo...

Existen tantos dragones que no sabemos ni que están ahí, que asustan, y tantas veces no estamos preparado para ello, que nos ganan la batalla.

Un beso cielo

azul dijo...

Preciosa historia contada y dura...

LA vida sigue ...quizás encontrará Alicia más dragones...pero tambien sueños ...

Un beso

HARGOS dijo...

¿cuantos dragones encontraremos en el camino , que nos desvien de nuestros sueños?, un besito preciosa

Irene dijo...

El dragón es uno de los seres fantásticos que más pasiones despierta y por ello es dificil desengancharse u olvidarlos, pero recordemos que los dragones no existen mas que en nuestra imaginación. Bonita historia!!
Un besazo,

Cantares dijo...

Es màs fàcil reponerse de un golpe frontal, que uno intuye o ve venir a recibir uno a traiciòn por la espalda.
Las heridas màs tarde o màs temprano cicatrizan, espero que Alicia ahora recupere su alegrìa y viva mejor.
Seguramente la vida le tiene preparada alguna agradable sorpresa.
Besotes

Arantza G. dijo...

Una Alicia fuerte.
Para ella la esperanza del mañana mejor y feliz, desde luego.
Besos

Aire de Alhena dijo...

Alicia ganó, porque se deshizo de un dragón, aunque por su compartamiento era un dragón cobarde.

Un abrazo.

Josep Capsir dijo...

Ana, tenía ganas de leer tus dosis de sinceridad. Solamente le deseo a Alicia que sea feliz y decirle que en este absurdo mundo de las relaciones de pareja no todos son dragones, también hay somrereros que te devolveran la felicidad.
Un beso a Alicia y otro a quien cuenta la historia.
Y Ernesto, nene, esto no se hace y si hay que hacerlo, no así, no así...

Jose dijo...

La vida es bella cojamos sólo lo bueno,pero eso ,sólo es sabiendo elegir,y decidir

Un saludo

DAPHNE dijo...

Una bella historia cielo . Hay muchos dragones que es muy difícil muchas veces ganarles la batalla , pero al final la bondad y la justicia gana ante la crueldad de esos dragones .
Besitos dulces.

*Luna dijo...

preciosa entrada cielo me encanto tu relato
un beso

Adolfo Payés dijo...

Ana mi querida amiga, tiempos sin visitarte.. ya lo siento.. he estado mucho tiempo ausente y apenas estoy comenzando a visitar los blogs.. Gracias siempre por estar--

Que gusto es pasar a disfrutar de tus post..
siempre en tu blog..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

MORGANA dijo...

ANA,un millón de gracias por tu apoyo incero y decirle a Alicia que no sólo hay dragones también príncipes encantadores.
Besos a tu alma y gracias de nuevo.
Morgana

Cornelivs dijo...

Estoy con Alijodos.

Besos...!

Amig@mi@ dijo...

Y...
También puede haber dragones buenos.
No lo olvideis.
Triste pero por desgracia no raro.
Un punto más de la deshumanización humana.
Un abrazo

alma máter dijo...

Bonita historia Ana.
A veces qué dificil es eliminar esos dragones....

Un beso.

Amanecer* dijo...

Una triste historia, que por desgracia se repite cada día.
Me gustó el final, estoy segura de que Alicia será muy feliz sin ese dragón en su vida.

Besos.

Sakkarah dijo...

Un placer leerte...Tienes un premio en mi blog Sakkarah-clave.

Un beso

http://sakkarah-clave.blogspot.com/

Piel y Sentimiento dijo...

El problema de los cuentos es que nadie dice que pasa despues del ¨fueron felices por siempre ... Esos tres puntos suspensivos son los dificiles pues es la realidad
Los dragones siempre estaran y sera azar si se quedan de tu lado o se van y solo tu determinacion a seguir tu aventura de vivir lo que te hacen sobrevivir a ellos

Muy buena historia corazon te sigo....

anapedraza dijo...

¡GUAPETONA!, ¡que estás más que disculpada!, a ver si te deslias prontito, para descansar, que por la blogsfera no te preocupes, no tienes más que ver los amigos que tienes.

¡Un beso!

Miguel

guillermo elt dijo...

Bueno, es de suponer que ese "tal" dragón, tendría la decisión tomada desde hace algún tiempo, porque hay que ser un dragón mu malo, pa hacer eso de sopetón... pero lo importante es que Alicia, de una forma u otra, se convirtió en "matadragones"... aunque fuera solo en sueños.

Besicos.

Felix Casanova dijo...

Ana...

Mejor seguir pensando en los sueños y dejar que esos "dragones" vuelven. Te vuelcas con una persona, la amas sin pedir nada a cambio, te preocupas, ¿y que recibes a cambio? una misera carta. Peor para él, de esa forma sera un desgraciado errante.

Besitos

AnaR dijo...

Tantas mujeres renuncian a si mismas por sus parejas...superditan la vida a ellos...y son felices así.O creen serlo.
Sin embargo destaco el final de la narración por ese sutil resurgír en esa vida que sigue y recuperar los sueños desterrando los dragones.Esto...no es fácil ni todas lo consiguen...Me ha gustado ,tocaya y compañera,ahora.Me alegra haberme acercado hasta aqui.

Un abrazo

Mar dijo...

Y... ¿quién puede enfrentarse a "su" dragón, Ana?...

Es muy difícil, mi niña.

Besos.

azpeitia dijo...

Es bello y aleccionador, es una historia interminable, que sucede todos los días....tienes una enorme sensibilidad...una vez más enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

HADALUNA dijo...

Llego tarde pero no puedo dejar de decirte que a veces lo que parece un final es un nuevo comienzo.

Sigues desprendiendo magia en tus palabras.

Mil besitos.

Marinel dijo...

Mi querida Ana,en este cuento se ve que sí le hizo bien llamarse así,con ese nombre dulce.
La ayudó a dulcificar la amargura y enfrentarse al dragon para alejarlo.
Y así conocer dragones buenos,que los hay...
Besos miles,guapa.

Carla dijo...

Waw! Que cuento increíble y real. Se me erizo la piel...

Luz dijo...

Ayyy que historia triste!!...pero lo bueno es que desaparecieron los dragones...y solo quedaron los sueños....
Ultimamente lloro por todo lo que leo, pero esta es una hermosa y trsite entrada que vale la pena llorar!
Besote hermosa!!

Mar dijo...

Vengo a dejarte un gran besazooooo, que no tengo tiempo de nada, te quiero guapa!!!

Me dejas ya que te corte el pelo??? jajajajajaja

Feliz fin de semana!!!

Besitossssssss

Krlos Reyna dijo...

hace poco en un sueño hubo un dragon... MUAK =) cuando quieras estas invitada a soñar conmigo =) mira http://fase-mor.blogspot.com/2010/05/con-el-lago-y-el-dragon.html

Espero que te vaya muy bien anita.. BESOS =)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails