miércoles, 9 de junio de 2010

TRENES




Hace mucho tiempo que me pregunto por qué asociamos determinados aspectos de la vida al hecho de subirse a un tren.

Cuando se nos presentan oportunidades de cambio, rara es la persona que no te dice:
- “Ese tren no debes dejarlo pasar…” o “¿A qué estás esperando? Súbete en marcha, que no volverá”.

Otros, los menos, más prudentes quizás, te dicen:
-“Sopesa los pros y los contras para que no te equivoques, que si ese tren se va, una de dos, o es que no debías tomarlo o es que regresará.”

Yo soy de las que opinan que en toda regla hay excepciones Es cierto que, lo normal, es que las oportunidades no vuelvan, por lo que, a veces, hay que montarse en ese tren en marcha por si decide no regresar. Pero otras veces, los trenes tienen un recorrido circular, cíclico, como la vida misma, y vuelven a la estación al cabo de algún tiempo. Quizás es en ese momento cuando debamos tomar ese tren que ha regresado a una estación conocida, llevando una velocidad que no nos dañará.


Ana


Safe Creative #1006076532420

La música, Chocar, de Nek y El Sueño de Morfeo, en mi blog de música.

51 comentarios:

añil dijo...

Yo creo que si no es ese tren, será otro que te deje cerca, puede que cambie la máquina o el maquinista, pero si estamos atentos, siempre hay un tren para cada recorrido.

Un beso

Winnie0 dijo...

Hola Ana:
yo creo que la vida es un ir y venir de trenes (decisiones)que tomamos o no.....A veces nos sale bien y aveces nos equivocamos...Pero hay que seguir hacia delante.... Un beso

Felix Casanova dijo...

Ana...

Buenos días, la verdad es que yo tengo la palabra "tren" asociada a despedidas por diversos avatares de la vida, y si suena por la megafonía de la estación la banda sonora de Doctor Shivago, ya es cuando soy un mar de lágrimas ;). Respecto a tu post, no sabemos el futuro, desconocemos si ese "tren" será el nuestro, pero si nunca nos subimos, nunca lo sabremos...


Un besito

HADALUNA dijo...

Querida Ana:
Ojalá y al nacer viniéramos con un manual de todo lo que debemos hacer y lo que no al cabo de nuestras vidas.
Sería sencillamente fácil vivir.

Por desgracia a veces, muchas veces, tenemos que arriesgarnos a vivir, y eso conlleva equivocarnos, sufrir, lamentarnos...pero también gozar, disfrutar, sentir.

No pienses demasiado si ese tren que llega será el tuyo.
Simplemente súbete, examinalo por dentro y si lo que ves te gusta, quédate en él y no te bajes.

Mil besos en marcha o parados, pero besos al fin y al cabo.

Ayla dijo...

Lo más importante de coger o no ese tren es que tú estés convencida de lo que vas a hacer, no que te sientas obligada por las circunstancias o por la gente que te rodea, ya que una vez que te subas, para bien o para mal, las consecuencias de esa decisión las vas a sufrir solo tú.
Es por eso que la confianza en uno mismo juega el papel más importante en este viaje. Si sale bien, servirá para reforzar esa autoestima y hacernos ver lo que valemos y somos capaces de realizar; por el contrario, si sale mal, no le echaremos la culpa a nadie y no estaremos resentidos contra el motivo que nos obligó a hacerlo, sinó que lo tomaremos como una experiencia más, aprenderemos algo nuevo y, lo más importante, estaremos preparados para tomar el próximo tren que se cruce en nuestro camino.

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Hola Ana.

Pueden tener razón unos y otros, nunca se sabe.
La vida es siempre como ese tren, que incluso puede descarrilar...
Lo más duro a veces es tomar la decisión de cogerlo o no, pero tal vez eso sea la sal de nuestra existencia: tener libertad para elegir.

Un beso, amiga.

Cele dijo...

Hola Ana, es verdad, hay veces que el tren pasa a mas velocidad de la que podemos soportar o sencillamente, no estamos preparados para subir por la razon que sea.
Creo que la vida esta llena de oportunidades, y cada una te lleva a situaciones diferentes, lo que nunca sabremos es cual sera la mejor.
Besos

Abismo dijo...

Si tiene que volver el tren volverá... pero por si acaso es mejor cogerlo la primera vez...

Me alegro de verte por aquí sirena, y desayunar juntas, me recuerda tiempo atras jajajaa... será que para un día que llueve me pongo melancólica je!

Muchos besicos

Eurice dijo...

Son metáforas.
Pienso que uno debe hacer lo que crea que debe hacer, sin importar las oportunidades que pierda...más tarde el mundo gira y puedes volver a tener otras oportunidades. Quejarse de lo que pudo ser, es un absurdo...¿si pudo ser? como no lo has vivido tampoco sabes lo que te has perdido.El presente cambia con una facilidad pasmosa y el futuro hasta que no se vive no puede saberse.
Buena reflexión Ana.
Besos desde el mar

Anabel Botella dijo...

Yo soy de la opinión que las oportunidades hay que aprovecharlas en el momento en que te las ofrecen. A veces suele pasar otro tren en tu vida que se adapta más a tus necesidades, pero no soy de las que dejan pasar los trenes.

tomasuncafe dijo...

o tal vez sea la sensación que dejo Marlon Brando en un tranvía llamado deseo,
aunque coincido con vos que lo mejor sería tener un recorrido de ida y vuelta,
la expresión tiene un poco o mucho que ver con la naturaleza humana,
y en ella los viajes no tienen vuelta o no es considerado a priori el regreso,
un beso

Manolo Jiménez dijo...

Nadie como el viajero sabe cuando subirse a qué determinado tren.

Abrazos, y prodígate un poco más mujer.

Abrazos.

Didac Valmon dijo...

Es cierto, a veces, los trenes tienen un recorrido cíclico y vuelven cuando ya estamos preparados para ellos...siempre hay nuevas oportunidades y, sino son los mismos, son parecidos

victorysilcana dijo...

Ana, me encantan los viajes, por lo tanto, cuando se presenta alguno y más por sorpresa, intento coger lo justo y adelante.¿Que me equivoco?... pues a esperar el próximo destino, pero me llevo la experiencia.
Un besazo reina.

Cantares dijo...

Ana, yo creo que hay segundas y terceras y màs oportunidades.
Creo que la vida fluye y viviendo a veces se ve si es bueno o no tomar el tren.

Lo que jamàs se puede saber es "que hubiera ocurrido si..."
A mi modo de ver no sirve.

Un beso

Montse dijo...

Muchas veces me he arrepentido de haber dejado escapar el "tren", tampoco nunca sabre si fue para bien o para mal. Como dices hay trenes que si regresan, y es el que espero, y esta vez no lo dejare escapar, lo tengo bien claro. Besitos.

anapedraza dijo...

NO LO PIENSES MÁS, ¡súbete a él!

¡Un besazo!

Miguel

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

alex dijo...

Hoy casi nos pusimos de acuerdo con los trenes. jajjaj Yo ya no se si pasan o no pasan, o que... pero en fin, habrá que seguir hacia delante y plantado en la estación.

Un beso cielo

santiago tena dijo...

di "tren", di "estación", y mi mente se irá siempre al día en que coincida que vengas por mi zona

un beso, guapa

s

Sensaciones dijo...

si no te subes al tren nunca sabrás a dónde podrías haber llegado, no?
así que ...adelante!!
siempre hay tiempo para empezar de nuevo otro viaje...

Un beso enorme !!

Anouna dijo...

Nunca sabrás si no te subes, creo que hay que intentarlo; total si regresa a la misma estación otra vez, al menos ya diste una vuelta y pudiste comprobarlo. Pero, ese viaje...puede tambien tener sorpresas.

Muchos abrazos, demás está decir que me encanta viajar en tren.

Anouna

Jose dijo...

Sentimos una gran atracción, es como si de un deporte se tratase el dar consejos en la mas completa ignorancia del los problemas que conllevan el tomar ese tren, sólo vemos que el tren puede ser bonito.
Las oportunidades cíclicamente en muchos aspectos pueden repetirse, y lo que se debe hacer es estar siempre presente en el sitio y mometo oportuno

Un oportuno saludo por estar en el sitio oportuno y haber podido oportunmente este pensamiento leer .

Jose dijo...

Sentimos una gran atracción, es como si de un deporte se tratase el dar consejos en la mas completa ignorancia del los problemas que conllevan el tomar ese tren, sólo vemos que el tren puede ser bonito.
Las oportunidades cíclicamente en muchos aspectos pueden repetirse, y lo que se debe hacer es estar siempre presente en el sitio y mometo oportuno

Un oportuno saludo por estar en el sitio oportuno y haber podido oportunmente este pensamiento leer .

Francisco Javier dijo...

Un adiós es, como subirse a un tren, y no despedirse. A veces asemejo el tren a un adiós definitivo. Te marcharás y se que no voy a saber más de ti.

PD: Estoy de regreso amiga, he tenido muchos problemas, mas que todo de salud, pero ya estoy poniendome al día, un besito.

Arantza G. dijo...

Me gustan los trenes, tienen ese aire de película en blanco y negro....solo nosotros podemos ponerle color.
Besos guapísima

Amig@mi@ dijo...

Imagino que lo habrás visto ya, pero por si acaso te lo envio.

http://www.powerpoints.org/presentacion_1708_El-tren-de-la-vida.html

A mí me gusta mucho esta metáfora.
Un abrazo

fiaris alfabeta dijo...

Muy buena tu reflexión amiga se te extrañaba,besos

Josep Capsir dijo...

Trenes hay muchos:
De largo recorrido: Hay muy pocos y pasan con muy poca frecuencia. Acostumbran a ser muy confortables, esos hay que cojerlos
Rápidos: Són para aventuras de las que te suceden una vez a la vida. Són de vértigo, también aconsejo no perderse un viaje en uno de ellos
Cercanías: Parecen los mejores, para solventar el día a día, pero no los recomiendo, te dejan tirado cuando menos te lo esperas...
AVE: Puedes llegar muy lejos, pero son tan rápidos que cuando te das cuenta el recorrido se ha acabado.
En el fondo, lo mejor es el tren de siempre, en el que puedas notar el chucuchú de toda la vida. A veces no son los más bonitos, los más lujosos, sino los que te llevan a buen puerto.
Lo importante es compartir el trayecto con alguien que no se salga de la vía, y si encima está como un tren, pues nada, a hacer chucuchú...
Besos Ana

Cornelivs dijo...

Nunca se sabe. Lo que si es cierto es que hay que tener animo y saber tomar la decisión en el momento oportuno.

Besos.

Cornelivs dijo...

Nunca se sabe. Lo que si es cierto es que hay que tener animo y saber tomar la decisión en el momento oportuno.

Besos.

Reysagrado dijo...

"Si el Tren de la Vida se para, empújalo hasta que chirríen sus oxidadas ruedas y vuelva a avanzar, hasta tomar velocidad de crucero".

Sí, para mí la Vida es un Tren. Cada uno llevamos nuestro propio Tren, nos bajamos y nos subimos de él según queramos, y en una determinada Estación, nos encontramos con quienes nos seguirán... o no...

Te dejo, que me subo al Tren:P (Que no, que estás invitada, jaja)

guillermo elt dijo...

en el tren de la vida, uno no saca el billete. Simplemte se te invita y uno, en su libertad, acepta o no el viaje que, por lo general, si no es demasiado tarde, podemos apearnos, hasta en marcha.

Digo. Pero, no siempre, es tan fácil.

Besicos.

Calvarian dijo...

Con mi pesimismo característico...porque no puedo pensar de otra manera, a los hechos me remito jejeje. Los trenes atropellan Ana. No te lo deseo...desde luego. Suerte en el andén. jiji
Muakis

SKIZO dijo...

In your honour and in the honour of wall the Writwrs and Poets, I published an ilustration.

Ricardo Miñana dijo...

Yo pienso que en la vida hay ocasiones que solo se presentan una sola vez, es como si tuvieras que subirte a ese "tren" que te lleva a "ese" destino, por lo general en la vida suelen haber ocasiones que se vuelven a presentar, como el tren vuelve a pasar,
salvo en aquellas ocasiones
"únicas" es cuando se asocia el
subir al tren de la vida.
muy buena la reflexion.
que disfrutes el fin de semana.
besos.

MiLaGroS dijo...

Me encanta tu reflexión.También hay trenes que los coges y descarrilan. de todo hay. Besos

Alfonso dijo...

La vida es así, como un tren, nos montamos al nacer, algunos se bajan antes, otros llegamos a la última estación... pero todos tenemos la oportunidad de viajar. Eso es lo que importa :)

¡¡¡...Jaz...!!! dijo...

hola... la verdad es qe me gusto mucho lo de los trenes y eso, porq realmente esto me haca falta en este momento... te sigo, me seguis? pasate por mi blog y decime que te parece lo que yo escribo.espero tu respuesta. jazmin

stella dijo...

Lo importqnte Ana es saber ekegir el tren que nos llevará en largo recorrido hacia lo que deseamos, las oportunidades llegan pero no siempre son las correctas para nosotros,de ahí que nuestra elección debe ser acertada, y solo nosotros mismos veremos que grado de convicciónes y aciertos recibiremos en ese tren...
Me ha gustado muchisimo leerte
Un abrazo
Stella

Jose_Kunita dijo...

HOLA, BONITA. ESTOY MIRANDO TU BLOG. TE INVITO A Q' ME VISITES EN "VERSOS NEGROS" SÉ Q' TE VA A GUSTAR. SIGO MIRANDO Y TE CUENTO. BESO.

Fiebre dijo...

Yo soy de las que opinan que el tren tiene normalmente un recorrido asociado...

Y que toda la "sensación de aventura que te quieran vender es absurda".
Las demoledoras decisiones se toman tanto en la estación, como en el vagón de cabeza o de cola, o incluso en la terraza de tu casa tomando café.

Después es cuando coges un tren con destino a ninguna parte...

apm dijo...

Como siempre Ana tienes razón, si que es verdad que hay cosas en la vida que si las dejas pasar, las dejaste pasar, pero otras, en verdad solo se van momentaneamente, no para siempre, vuelven, son trenes cíclicos, y, tomarlos o no, no es realmente lo importante ni la cuestión, el asunto es cuando tomarlos, ahí está la clave. Como siempre Anita hija mía, has sido certera y has dao en el clavo.

Un besote, como puedes suponer, enormísimoooooooooooo

Carla dijo...

Que buena reflexión! Es muy interesante lo que comentas.

Julia Ester Cerles dijo...

hola Ana. Ese temor a lo desconocido representado en la elección de la estación conocida... tiene lógica, peo a veces se vuelve a ella aún sabiendo que allí volverán a lastimarnos. Esto ya no es tan lógico, sólo puede entenderse como temor paralizante... otra cosa puede ser peor. Yo creo que vale la pena intentar nuevos lugares, si no hallamos lo deseado, al menos vamos capitalisando experiencias. Un beso Ana.

Amanecer* dijo...

Hola Ana, deseo que te encuentres bien.

Yo opino como muchos otros, hay que aprovechar las oportunidades cuando se presentan, aunque a veces sin saber por qué tal vez por miedo, las dejamos pasar.

Un besito.

Mar dijo...

Hola guapa!!!

Una de las leyes de la Espiritualidad dice:

"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido".
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

Si se nos escapa un tren estoy segura de que en el momento adecuado llegara otro ;)

Nos vamos a la playa??? jajaja

Besitosssssss

Marco dijo...

Tambíen te puedes montar, bajarte, volverte a montar, no cojer otro, pero siempre saviendo al destino que te puede condicir.
un beso Ana que estaba yo mú perdio.

Eurice dijo...

Hay trenes que hacen una parada extra, mo hay que dejarlo pasar saludando con la mano, subete y no lo pienses más.
He vuelto de vacaciones Ana, un fuerte abrazo

Nerina Thomas dijo...

Ana......buen post!!cuántas verdades dices!!
Se te extraña por aqui. me has olvidado?
Has dado a luz ya?
No sé nada de ti!!
un abrazo y que todo sea o haya sido a tu vomuntad!!
Mi cariño

BlueMoon dijo...

Yo soy de las que piensan: "Si ese tren se fué y volvió, es que realmente era para mi", jeje.
También a menudo me dan ganas de subirme a un tren que no vuelva nunca al lugar desde donde salió... pero luego me ataca mi parte racional y no lo hago.
Un besote.

angelcifu dijo...

Lo realmente importante es estar con los ojos bien abiertos, ir quedándonos con lo que nos agrada y librarnos del equipaje que nos daña..Me encantan los trenes y sus recorridos circulares, pero yo soy más de peldaños, paso a paso ir creciendo.

Fuerte el abrazo
Pd: menuda sorpresa tu comentario,
por un momento creí que era otra Ana...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails