miércoles, 9 de junio de 2010

TRENES




Hace mucho tiempo que me pregunto por qué asociamos determinados aspectos de la vida al hecho de subirse a un tren.

Cuando se nos presentan oportunidades de cambio, rara es la persona que no te dice:
- “Ese tren no debes dejarlo pasar…” o “¿A qué estás esperando? Súbete en marcha, que no volverá”.

Otros, los menos, más prudentes quizás, te dicen:
-“Sopesa los pros y los contras para que no te equivoques, que si ese tren se va, una de dos, o es que no debías tomarlo o es que regresará.”

Yo soy de las que opinan que en toda regla hay excepciones Es cierto que, lo normal, es que las oportunidades no vuelvan, por lo que, a veces, hay que montarse en ese tren en marcha por si decide no regresar. Pero otras veces, los trenes tienen un recorrido circular, cíclico, como la vida misma, y vuelven a la estación al cabo de algún tiempo. Quizás es en ese momento cuando debamos tomar ese tren que ha regresado a una estación conocida, llevando una velocidad que no nos dañará.


Ana


Safe Creative #1006076532420

La música, Chocar, de Nek y El Sueño de Morfeo, en mi blog de música.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails